Gustavo Alfaro, entre las estrategias y los regresos para la Libertadores

Fuente: Twitter oficial de Boca Juniors.

El entrenador de Boca Juniors ideó una muralla para que River no pudiera convertir en el primero de los tres Superclásicos que habrá, por lo que comienza a pensar en lo que viene. Con justamente un mes para verse las caras nuevamente en el mismo escenario, Gustavo Alfaro idea la mejor estrategia para poder avanzar de ronda y clasificar a la final de la Copa Libertadores, dejando atrás al eterno rival.

Nunca está muerto quien pelea dicen y el técnico «Xeneize» ha tomado esta frase para hacer más fuertes a los suyos. Cuando todo parecía que sería una goleada del «Millonario» por el gran juego y el dominio en los pases, el visitante terminó cerrando su arco y hasta pudiendo lastimar sobre el final. La idea de salir de contra era la principal, ya que si se hacía de ida y vuelta podrían haberse encontrado con una gran derrota.

El «Lechuga» rompe con toda la tendencia de tener que soportar el qué dirán sobre lo que hace, por lo que no piensa en ello y sólo se enfoca en los resultados de su equipo. Ante los diferentes rivales, ya se ha visto las distintas ideas de juego que ha planteado y sigue consiguiendo lo que busca con los suyos. Esta vez, con varias bajas de peso en el equipo, prefirió hacer que las cosas se vean parejas y terminaron 0 a 0 en el Monumental.

En una sociedad argentina donde todo lo que haga un entrenador es criticado, Alfaro mira para el otro costado y sigue con sus lineamientos. El planteamiento del juego de este domingo 1 de septiembre no gustó en muchos simpatizantes, pero ilusiona a otros. Sin dudas, él elige a los de la segunda opción. Sabe que dio un paso hacia adelante con el empate en Núñez, teniendo en cuenta lo que viene por Copa Libertadores.

Dentro de un mes deberán verse las caras nuevamente, en el mismo campo de juego, por el duelo de ida de las semifinales coperas. Con una racha de ocho partidos sin perder en el Monumental, desde el 2012, Gustavo quiere seguir con esas estadísticas y comienza a idear el mejor plan. Este fue su primer Superclásico como entrenador de Boca Juniors y, más allá de la superioridad en el juego del rival, los números finales terminaron muy parejos y se respalda en ellos. La buena para los suyos, vuelve Eduardo Salvio y, quizás, Mauro Zárate y Ramón Ábila.

Las palabras de Alfaro

«Veo un equipo que está muy sólido defensivamente. En ningún momento padecimos el partido. Nos faltó capacidad para sostener la pelota y es algo para mejorar. Hay diferencia de años, porque ellos son un equipo rodado con cinco años. Nosotros estamos buscando nuestra puesta a punto. Nosotros lo que hacemos es renovar nuestro plazo fijo cada treinta días, que es cómo incrementamos la confianza para poder crecer. Lo hicimos después de Paranaense y de Liga de Quito y ahora ante River«, fue lo que dijo al término del mismo.

«Si te dejás guiar por la crítica, no tendrías identidad para resolver. Jugué doble y triple competencia. Tengo veinticinco años de entrenador. Siempre me van a criticar. Mis convicciones están firmes», lanzó hace un tiempo y esa postura es inalterable, tenga a quien tenga enfrente. A los únicos que tengo que convencer es a mis jugadores. Y ellos están convencidos», cerró el estratega al mando de Boca.