Marcelino: «La Copa del Rey fue el detonante para mi despido»

Fueron días bastante agitados en el mundo Valenciano luego de lo que fue el despido de Marcelino García Toral al frente de la dirección técnica del conjunto Che. A dos días del hecho, el técnico concedió una conferencia de prensa donde contó sus sensaciones y explicó cuales fueron los motivos para que Peter Lim decidiera sacarlo de su cargo. Las discrepancias entre el propietario de la institución y los miembros del staff deportivo vienen desde hace bastante tiempo.

«Nunca me creí destituido. Cuando me dieron la noticia no daba credibilidad a la misma. El 19 de julio el propietario a la cara me dijo que había una confianza absoluta en nuestro trabajo. Después de esa afirmación cómo puedo pensar que me pueden destituir el 10 de septiembre», afirmó el entrenador, que todavía no cree en lo que ha sucedido. Su emoción fue tal que rompió en llanto en medio de la respuesta.

Detonante del despido

«Estoy seguro que fue la Copa del Rey, absolutamente, que el detonante de esta situación fue la Copa. Durante la temporada recibimos mensajes directos y de otras personas que teníamos que rechazar la Copa. La afición quería luchar la copa. Los jugadores también. Luchar por la copa y la convicción de ganarla. Nosotros, el cuerpo técnico queríamos luchar y ganar la copa. Ganarla fue el detonante de esta situación. Quién me lo iba a decir», afirmó.

Luego explicó sus palabras. «Para la gerencia era una competición secundaria, ya que ponía en riesgo la clasificación para la Champions… cuando el pase contra el Getafe fue clave para el logro. No hemos recibido ninguna felicitación en Sevilla por parte del propietario. Cuando el 19 de julio fui a Singapur me felicitó por la clasificación a la Liga de Campeones y no por la Copa ganada. Podréis entender mi sorpresa», contó Marcelino.

Conmoción por la noticia

«Lo primero que iba a pasar es que dos empleados me iban dar una carta. Pero Mateu Alemany me lo quiso transmitir personalmente porque él dijo que era quien me había traído aquí. No he tenido conversación con nadie más del club. Sentí incredulidad, no me la podía creer. Después no sé decirte. Tras los objetivos logrados no entra dentro de la lógica que ese cuerpo técnico respetando siempre los códigos de trabajo pactados en mayo de 2017 deje de pertenecer y ejercer su profesión. Eso es lo que he sentido Incredulidad e impotencia», confesó.

Caso Rodrigo

«Hay medidas, tomas de decisiones que determinan si quieres crecer o si crecer es lo secundario. Los mensajes que llegaban de nuestros superiores era que si se iba a Rodrigo no vendría otro o que llegaría otro no del mismo nivel de Rodrigo. Es lo que nos ha tocado vivir esta temporada. Soy el responsable de una plantilla y cuerpo técnico, por defender y querer crecer haya muestras de afecto y respeto de la plantilla hacia nosotros, la plantilla quería crecer. Se sentía ganadora. Campeona».

Despedida del plantel

«Ha sido triste por nuestra parte por la nuestra mucho, pero era lo que llevaba la situación. Ha sido muy sentido. Por nuestra parte de un agradecimiento total. Así quedó reflejado en los mensajes de respeto posteriores. Lo más importante haber sufrido, disfrutado, convivir en momentos de dificultad, haber salidos de ellos y decirles: estarán en mi corazón hasta el último día de mi vida», finalizó.