River-Boca: Nicolás Burdisso analiza el Superclásico de la Copa Libertadores

Fuente: Twitter oficial de Conmebol Libertadores.

El director deportivo del «Xeneize» expresó sus sensaciones, a menos de dos semanas para que inicie la serie de semifinales de la Copa Libertadores de América. River y Boca se verán las caras nuevamente, después de lo que fue la final de la edición pasada, ganada por el «Millonario«. A causa de esto y lo que ya comienza a hablarse sobre quién de los dos avanzará a la final, Nicolás Burdisso dio sus palabras.

«Llegamos en un momento de crecimiento, que era tal y como queríamos que llegase. Desde que empezamos este año hemos ido peldaño a peldaño dando muestras de confianza, de seguridad y de que hay una idea que se sigue, más allá de tener partidos mejores o peores. Somos esclavos de los mismos resultados, son los que nos transmiten ciertas seguridades o compromisos. Estamos en semifinales de Libertadores y es un hecho», acotó el manager del cuadro de La Ribera.

«Nosotros tenemos la obligación de pensar en estos dos partidos, no en el futuro, porque es la manera de trabajar que tenemos con el entrenador. Es lo que yo trato de decirle al presidente hablando del primer equipo, el de inferiores es mucho más largo. Y esa es la pregunta que se hace en Boca desde hace años, qué pasa si se gana esto o si se pierde. Hay que enfocarse en el próximo partido. Es simple de esa manera hacerlo sobre todo cuando hay buenos jugadores», expresó Nicolás.

Sobre lo pasado en Madrid, Burdisso dijo: «Yo tengo la obligación de pensar en desde que empezamos a trabajar, que fue el 18 de diciembre. No puedo pedirle a ningún otro jugador que mire para atrás porque la mayoría de este equipo es un equipo nuevo, que se creó este año. Y tiene la obligación de pensar en esto y tratar de hacerlo este año. Hoy se encuentran ante una posibilidad, que es una semifinal de Libertadores, contra nuestro histórico rival. Todo lo que depende del pasado es más mediático que concreto, y es lo que yo trato de decirle a los jugadores».

Fuente: Twitter oficial de Boca Juniors.

«No vamos a entrar en el juego de si fue una cosa o la otra, pasó acá o allá, porque yo tengo jugadores que llegaron después y están enfocados en ganar esta semifinal. El hincha siempre que te lo cruzas quiere ganar, porque en Boca dos empates son sinónimo de crisis. Eso lo tienen que saber los jugadores y el hincha debe saber que hay un equipo que quiere defender eso. A partir de este año estos jugadores han dado muestras durante todo el tiempo, y ha habido grandes cambios en el equipo, de resultado. Hoy tenemos una oportunidad única de jugar contra nuestro rival histórico en una instancia decisiva como semifinales», afirmó el ex defensor, ante lo que se habla en la previa.

«No puedo decir cómo me siento porque no soy jugador. Vamos a jugar contra River, que es el último campeón y lo sabemos, y eso sólo puede ser signo de motivación y estímulo. No pensamos para atrás, miramos para adelante. Seguramente vienen con la confianza de ser el campeón y nosotros con la confianza de que en el poco tiempo que estuvimos juntos ya empezamos a hacer muy buenas cosas. Hoy la oportunidad nos pone en semifinales de nuevo y ese es el estímulo más grande, no pensar en cómo están ellos y en qué hizo», definió «Nico«.

En cuanto a cómo ganarle al «Millonario«, el manager explicó: «La clave es enfocarnos en este partido. Si perdemos energías en lo que puede ser una hipotética final o en una final pasada automáticamente gastamos energías. Para mí es importante que el entrenador entrene pensando en estos partidos, que los jugadores jueguen pensando en este partido y que el hincha se enfoque solamente en la posibilidad que tenemos para volver a ser finalistas de la Copa. La estrategia de ganar un partido el que la planea es el entrenador. Yo puedo decir que traté de ponerle a disposición todos los recursos para que a la hora de jugar de una manera o de otra puede contar con eso».

Su pensamiento sobre el planteamiento de Gustavo Alfaro

«Me gustó el convencimiento del equipo, más allá de los planteos. Pueden ser ofensivos o defensivos pero el momento lo elige el entrenador. Lo que yo tengo que ver y evaluar es si los jugadores siguen la idea del entrenador. Y siguieron lo que el entrenador les propuso para ese partido. Somos el equipo que llegó a semifinales más ofensivo de toda la Copa Libertadores. No nos hacen goles y tenemos nuestro poderío ofensivo. Es decir, remitir todo el trabajo que se viene haciendo a un partido no es justo, sobre todo porque los números indican otra cosa», concluyó Nicolás Burdisso.