Gustavo Alfaro no quedó conforme con el arbitraje y recordó la eliminación con River

Fuente: Twitter oficial de Boca Juniors.

El entrenador de Boca Juniors tuvo que defenderse gran parte del encuentro con Vélez con un jugador menos, luego de que expulsaran a Frank Fabra, y habló con la prensa al respecto. Gustavo Alfaro, en su opinión, expresó el malestar que le ocasionó la doble amarilla que recibió el colombiano, ya que para él no eran situaciones que ameriten la roja al defensor. Además, continuó resaltando otras partes que fueron claves en el desarrollo del duelo en Liniers.

«No lloro, pero quiero que las cosas se definan en la cancha», comenzó. El entrenador del «Xeneize» fue muy crítico con la actuación del árbitro Patricio Loustau y pidió que los resultados conseguidos sean «por los méritos de un equipo en la cancha». Además, describió: «Yo me banco todo, hasta que me peguen con bajezas. (Fernando) Gago lo desplaza a Mauro (Zárate) en la espalda cuando quiere definir y la de (Braian) Cufré es plancha arriba para desestabilizar a (Emanuel) Reynoso».

«Las cosas no se juzgaron de la misma manera. No hubo uniformidad de criterio. No lloro ni nada, pero quiero que las cosas se definan por los méritos de los equipos dentro de la cancha. Este campeonato se definirá por uno o dos puntos. Y el mismo penal que hoy cobró (Darío) Herrera para Gimnasia en Mar del Plata no lo cobró hoy (Patricio) Loustau en cancha de Vélez», continuó expresando el ex entrenador de Huracán, el que no tiene un futuro definido en el cuadro de La Ribera.

En relación a cómo tuvo que disputar el duelo ante Vélez, Gustavo recordó a River y comentó: «Tuve que hacer los cambios para aguantar el partido, cuando la idea era la de salir a buscar a Vélez que podía dejar los espacios. Los jugadores me brindaron todo el apoyo necesario. Tenemos la satisfacción de haber ganado el clásico (1-0) de la manera en que lo ganamos. A lo mejor, la jugada de (Javier) Pinola al minuto por ahí era penal y la cosa cambiaba».

«No puedo responder si merezco o no seguir al frente de la conducción de Boca. Sería muy lindo si me lo ofrecen. Yo no necesité de representantes para conseguir los trabajos a lo largo de mi vida. Para llegar acá me vino a buscar Aníbal Matellán, jugador al que nunca tuve en ningún plantel», culminó declarando Alfaro, haciendo foco en las elecciones presidenciales del 8 de diciembre, donde se definirá a la nueva dirigencia y estos decidirán si continúa o no en su cargo.