Fernando Cáseres ganó dinero en la televisión y le dejó un mensaje a quienes lo balearon

El ex jugador de Independiente de Avellaneda, Fernando Cáceres, fue baleado por delincuentes en el 2009, cuando quisieron robarle el auto y el escapó. Al no darles lo que querían, estos malvivientes dispararon y le dieron en la cabeza. Desde ese momento, todo cambió en su vida y dio un gran mensaje de vida para las demás personas. En «¿Quién quiere ser millonario?», el ex futbolista ganó ciento ochenta mil pesos y destacó qué hará con el dinero recibido.

«Nunca dije ¿por qué a mí?. ¿Por qué no? Me puede tocar y me tocó. No siento nada contra esa persona. Sinceramente deseo que pueda vivir lo mejor posible. Los conocí a los chicos y el mayor tenía 16 cuando sucedió eso, pero no hay tiempo para el rencor. Necesito que estén bien ellos en su vida y para lo que busquen. No estoy para juzgar a nadie», comenzó diciendo en el programa de televisión, donde contó su historia de vida y recordó el triste momento que dio un giro enorme en su realidad.

«Ya borré ese episodio de mi cabeza. Trato de vivir día a día y ser feliz», reconoció Cáceres que participó del programa junto a pareja Cynthia Mussa (43), la que también destacó su temple ante la impresionante situación que le tocó vivir hace poco más de diez años: «Lo que más valoro de Fernando es que se levanta y se acuesta con una sonrisa». Además, él mismo dijo: «Fue en estos días y no lo podía creer. Yo esperaba que ocurriera más adelante, y me dije acá salgo y lo hice solo. Decidí hacerlo, me levanté y lo hice».

Con respecto a lo que sucedió luego de que la bala ingresara a su cabeza, Cáceres comentó: «Los médicos me habían dicho que no iba a caminar, que iba a ser un vegetal, que no iba a hablar ni pensar ni nada. Prácticamente ni iba a vivir. Pero salí adelante por la constancia de querer seguir viviendo y querer seguir haciendo las cosas bien. Sino no vivo. Para amargarle la vida a los demás y amargarme yo, no tengo tiempo. Tengo cincuenta años y no sé cuándo voy va terminar, pero de acá hasta que me muera voy a vivir bien».

«En principio es para el club (Fernando Cáceres Fútbol Club) que necesita cosas para los chicos. Estamos compitiendo en la Liga Luján y necesitan materiales y ropa. Después tengo un sueño que es fundar una escuela de fútbol con pensión, que no sea solo para los chicos de Buenos Aires sino también para los del interior. Los chicos tienen necesidades y que sea una entrada el fútbol es muy importante. Saber que ellos, los chicos, tienen una felicidad por el fútbol me pone muy contento y me hace muy bien. No hay tristeza de por medio para nadie. La vida es muy linda para vivir y disfrutarla y hay tiempo para todo. Si la gente está en una situación mala, que se levante y se despierte, que sepa que vivir siempre es bueno. Pido que la gente se despierte y que viva», culminó diciendo.