Las duras declaraciones de Gustavo Alfaro en su posible despedida de La Bombonera

Fuente : Twitter oficial de Boca Juniors.

El entrenador de Boca no pudo sacar más que un empate en el estadio Alberto J. Armando, luego de terminar igualados con Argentinos. El resultado fue 1 a 1 y, en el último partido disputado en La Bombonera, las sensaciones no fueron buenas para el equipo de Gustavo Alfaro. Tuvo un gran primer tiempo, pero luego en el segundo cayó muchísimo su juego y el «Bicho» pudo llegar a las tablas iguales. Ahora, tendrá la última carta, quizás en su último duelo como entrenador del «Xeneize», ante Rosario Central.

«Hay cosas que están en el debe y otras en el haber. Tuvimos muchos problemas para conformar el plantel durante el año. Se fueron muchos jugadores de jerarquía. Otros vinieron, pero no vinieron en tiempo y forma como nosotros hubiésemos deseado. Es el caso de Toto Salvio o de Daniele De Rossi. Se nos fueron Nández y Pipa Benedetto cuando habíamos jugado octavos de Copa», comenzó diciendo en su discurso sobre el tema de los refuerzos que hubo cuando él llegó.

«Te aseguro que buscamos un nueve por cielo y tierra. No podíamos traerlo a Paolo Guerrero porque ya estaba fichado por Copa Libertadores, pero siempre fue el nombre que nos interesaba. Buscamos las alternativas. Quisimos traer un volante por izquierda: Acuña o Meza, y no se pudo traer. Siento que en ese aspecto como que nos faltaron algunas cosas del equipo y las tratamos de ir supliendo. Lo de Toto fue una negociación que se alargó demasiado pero no por nosotros. La idea era subirlo al avión para Estados Unidos y lo tuvimos recién en la semana previa para jugar el primer partido con Paranaense», destacó el «Lechuga».

Con respecto al motivo por el que el peruano no pudo llegar antes al «Xeneize», Gustavo dijo: «¡Si Paolo Guerrero no había jugado Copa Libertadores, por ahí era el 9 de Boca en este momento! La urgencia era buscar un nueve para la Copa Libertadores. Contra ese tipo de circunstancias nosotros chocamos; y no por falta de decisión. Tanto el caso de Soldano como el de Hurtado eran de venir eventualmente como el tercer delantero, para ir probándolos. Después, por cuestiones de necesidad, terminas tirándolo a la cancha».

«Te aseguro que hablamos con cuatro delanteros de primera línea y no los pudimos traer. No es que Boca no quiso. Empezó a sonar el teléfono de mi representante pero la respuesta es una sola: hasta que no se resuelva el tema de Boca no voy a evaluar absolutamente nada. Mi objetivo es tratar de terminar este proceso en Boca«, culminó diciendo Alfaro, haciendo foco en su posible salida en diciembre, dependiendo de quién sea el candidato que gane las elecciones a presidente.