River goleó a Central Córdoba y se consagró campeón de la Copa Argentina

Fuente: Twitter oficial de River Plate.

En Mendoza, River Plate y Central Córdoba de Santiago del Estero brindaron un impresionante espectáculo deportivo, con el Malvinas Argentinas colmado de hinchas de ambos elencos. La Copa Argentina 2019 estaba en juego y sólo uno de los dos iba a poder quedarse con ella. No había margen de error para ninguno de los dos y, como en otras diez oportunidades desde hace cinco años, quien se llevó la máxima alegría a casa fue el conjunto de Marcelo Gallardo, luego de un contundente 3 a 0.

En el último partido oficial del año, los de Núñez tenían el doble desafío de intentar cerrarlo con un título y a su vez lograr la clasificación a la fase de grupos de la próxima Copa Libertadores, lo que no había podido conseguir hasta el momento. A pesar de un primer tiempo con intercambio de disparos y situaciones peligrosas para los santiagueños, el subcampeón de América no tuvo que pasar por mayores inconvenientes a lo largo del encuentro, donde demostraron una enorme capacidad.

El arranque fue tal como se esperaba desde la previa de esta ansiada final. En el campo se vio a un «Millonario» decidido a tener la pelota y llevar las acciones a campo contrario para concretarlas contra la red del equipo rival, ante un conjunto santiagueño que apeló a un libreto más conservador en los noventa minutos, pero que igualmente generó peligro con su juego directo hacia la ofensiva. Los dos tuvieron sus chances claras, pero sólo pudo aprovecharlas River.

En el complemento, Central Córdoba sintió el desgaste físico que llegó por un enorme esfuerzo que realizó todo el equipo en la etapa inicial y, con el correr de los minutos, los de Núñez fueron encontrando los espacios necesarios para liquidar las cosas de una manera espectacular. Apareció un mejor juego con el balón en los pies, pases sin error alguno y la dinámica siguió tal cual como cuando comenzó, para así terminar de demostrar la realidad. Goleó el elenco de Marcelo Gallardo y suma su undécimo título en cinco años.

Los goles

El primero de los tres llegó desde el pie derecho de Nacho Scocco, quien giró con una calidad magistral fuera del área, pateó y, ante el rebote del arquero, la mandó al fondo del arco. Después de un par de minutos, Ignacio Fernández ensayó una pared con Milton Casco y el autor del primer tanto, donde sólo tuvo que empujarla hacia la red. Por último, la mejor jugada del partido, con aproximadamente veinte toques previos, Julián Álvarez selló la conquista para levantar una nueva Copa.