Miguel Ángel Russo sueña con el título de la Superliga Argentina

Fuente: Twitter oficial de Boca Juniors.

Miguel Ángel Russo, el actual entrenador de Boca Juniors, se fue contento por el triunfo conseguido ante Atlético Tucumán en La Bombonera, el que los dejó punteros y con chances de seguir en la pelea. Este sábado obtuvieron un 2 a 0 a su favor, siendo algo mejores a su rival con la pelota en los pies. De esta forma, el DT sabe que es bueno haber llegado a la punta, pero también que para ser campeón todavía quedan muchas cosas por mejorar. «La diferencia con el primer partido es que esta vez jugamos con 11, y con 11 jugamos a otra cosa», mencionó el mismo.

«El rival nos dio poco espacio y nosotros nos equivocamos. El partido estaba por derecha y nosotros buscamos por izquierda. Cuando nos equivocamos, nos cuesta mucho más. Creo que ahí estuvo el error más grande a nivel táctico. En no darnos cuenta por dónde estaba el partido. Pero bueno, esto es fútbol, nada es matemático ni científico: vivimos del error y aprendemos del error», comenzó expresando el nuevo director técnico del club de La Ribera, el que sueña con un rápido trofeo a su favor.

Al técnico también le preguntaron por Ábila, pero prefirió reservarse la opinión y continuar con los demás temas de relevancia en la actualidad del «Xeneize». Por eso, resaltó: «Análisis individuales no hago. Wanchope está bien, pero en definitiva buscamos siempre lo mejor y en los mejores momentos. Es bueno que los 9 tengan una sana competencia. Es bueno que la tengan todos. Que me den a mí alternativas. Se tiene que exigir el que juega y también el que no juega».

«Fue un triunfo trabajado pero me voy contento hubo cosas positivas. Necesitábamos la punta. Estar ahí es importante para los jugadores y también para la gente. Tuvimos mucho la pelota. Estoy contento porque hubo muchas cosas positivas. Lo de la gente de Boca fue impresionante como siempre. Hay cosas buenas y otras no. Podemos terminarlo mejor y todos estamos dispuestos a realizar un mayor esfuerzo para que así sea. Serán cuatro finales», comunicó Miguel.

«Nos cuesta cambiar el ritmo, no siempre se puede, pero es un equipo que sigue creciendo. Es bueno ganar, aunque siempre hay cosas para mejorar. Boca por momentos fue muy intenso. En el segundo tiempo el problema fue que de pronto dejamos al rival jugar de la manera que quería jugar. De todas maneras en ningún momento nos inquietó. Le valoro mucho la calma antes del primer gol. La pausa que tuvimos, porque en definitiva fue todo un monólogo de Boca«, cerró Russo.