Sebastián Villa y Jorman Campuzano fueron insultados por compañeros en Boca

Los colombianos Sebastián Villa y Jorman Campuzano habían denunciado que eran maltratados por sus compañeros de equipo en Boca Juniors. En las últimas horas, un periodista deportivo dio a conocer los nombres de los tres futbolistas que hacían esto a menudo, insultando y tratando de una forma inadecuada a los «Cafeteros». Con el peso de ser líderes en ese momento en el plantel, muchas veces se les olvidó la bondad y el respaldo hacia sus pares, lo que no cayó bien en algunos.

El renombrado comunicador argentino, Martín Liberman, comentarista en la cadena Fox Sports en, realizó unas duras declaraciones con respecto al vestuario del «Xeneize». Este aseguró que los colombianos Villa y Campuzano han estado sufriendo insultos por algunos miembros del equipo que, recientemente, han abandonado la entidad. Uno de los tres aún se mantiene en la institución, mientras que los otros dos se marcharon para aprovechar la chance de sus vidas en el extranjero.

Hoy por hoy eso habría cambiado, aunque no se sabe tampoco en qué medida ha mejorado la situación para estos dos futbolistas en el cuadro de La Ribera. De esta manera, Liberman comenzó diciendo lo siguiente al respecto: «Tanto a Campuzano como a Villa los insultaban todo el tiempo. Como ahora ya no están los insultadores, los colombianos están creciendo. Tévez ya no los insulta, Benedetto, Nandez… y ahora piden más la pelota, algo ha cambiado en ese vestuario».

Claro está que con la llegada de Russo a Boca Juniors la situación ha cambiado tanto para Sebastián Villa y Jorman Campuzano, que ahora son absolutamente imprescindibles en el esquema del primer equipo. Además, están mostrando ser los mejores valuartes del plantel que está en su búsqueda por la Superliga Argentina. Martín añadió lo siguiente a sus dichos anteriores: «No hay brotes internos que jueguen en contra de los intereses de los colombianos y de los propios futbolistas».

Hace algunos días, Sebastián Villa habló con la prensa y dijo: «Había varios jugadores que no trataban bien a los demás. Su manera de actuar, decir las cosas y retar a sus compañeros no era la mejor. No a todos les puede caer bien esa manera de expresarse. Quizás acá están acostumbrados, pero no todos somos así. De todas maneras es un tema que quedó atrás, ya se habló y está solucionado. Lo hablamos todos juntos y quedamos de acuerdo en que no se haga más».