FÚTBOL ARGENTINO

¿Vuelve Benedetto a Boca?

Darío Benedetto, ex jugador de Boca Juniors, habló a través de videollamada con la prensa argentina y recordó varios capítulos de su carrera deportiva. Desde Francia, ahora en las líneas del Olympique de Marsella, el delantero no eludió la pregunta que le hizo el actor Nico Vázquez sobre su vuelta en un futuro. «Lo que más deseo en la vida es regresar a Boca. Pero después pueden pasar un montón de cosas», fue lo que comentó con una sonrisa.

La final que perdimos contra River fue un golpe durísimo. Ninguna cosa se puede comparar con un Boca-River. Dolió muchísimo pero somos profesionales y automáticamente teníamos que dar vuelta a la página. Luego, a los tres meses tuvimos una final de Supercopa y pudimos salir campeones. Tenemos que saber sobrellevar todo ese tipo de situaciones», comenzó diciendo el mejor delantero que ha tenido el Xeneize en los últimos años, lo que acompaña en las estadísticas.

Cuando me choca Montiel, doy media vuelta y saco la lengua. Ahí es cuando me sacan la foto, pero yo jamás me burlé de nadie. Nunca lo hice. Son cosas que pasan y que la prensa toma ventaja de eso. Cuando me mandaban los memes me daba mucha bronca pero luego lo tomé a risa. Lo que más deseo en la vida es regresar a Boca. Pero después pueden pasar un montón de cosas», comunicó el «Pipa», quien se metió en el corazón de la gente rápidamente.

Su difícil momento en Arsenal

Con respecto al terrible partido de Arsenal en Brasil, Darío Ismael comunicó lo siguiente sobre los incidentes: «Ya en el entretiempo se empezó a calentar todo. Cuando terminó el partido, Damián Pérez, reclamó al árbitro y lo cubrieron los policías. El policía corrió el escudo y le dio un palazo. Directo al estómago. Estaban Marcone, Nervo y ahí se armó. La policía nos apuntaba, nos gatillaba. Cuando todo se calmó, nos dijeron de ir al vestuario».

«Nos dejaron pasar al vestuario y nos hicieron un túnel los policías. Cuando pasamos, nos mataron a palazos. Entramos al vestuario y fue peor. Yo revoleé una silla. Se puso más feo todo. Yo le corté la cabeza a uno. No lo cuenta como gracia. Todos terminamos en la comisaría dentro del estadio. Teníamos un vuelo para la madrugada y lo tuvimos que posponer. Nos quedamos detenidos cinco o seis jugadores. Y nos quedó una causa que no podíamos tener un conflicto en Brasil en cinco años porque nos iban a meter presos», cerró Benedetto.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar