Alemania consolidó su puntaje ideal

Foto: Página oficial de FIFA (FIFA.com).

Se empieza a cerrar la fase de grupos del Mundial Femenino que se disputa actualmente en Francia. Hasta el jueves, los partidos de los 6 grupos irán de forma simultánea para las definiciones de los dos primeros puestos. Acerca del tercero, allí estará la visión general para descubrir quienes serán los 4 de 6 mejores colocados que lograrán pasar a octavos de final.

En el caso del Grupo A, la visión pasaba por ver quién se colocaba por detrás de Alemania, selección de puntuación ideal con 6 puntos. Esto se debe a que España y China se enfrentaron entre sí y sus puntajes eran similares (3 unidades). Las «Teutonas» tuvieron un compromiso sin problemas para afrontar ante Sudáfrica, el país que iba a quedar en la última colocación.

A los 13 minutos se produjo el primer tanto de las «Teutonas». Producto de un tiro de esquina preciso, Melanie Leupolz apareció en soledad para conectar de cabeza y así inflar la red. El segundo ocurrió a los 28, con lo que fue un centro de media casi baja altura de Klara Buehl, un intento de desvío de la arquera Andile Dlamini, y un regalo certero para que Sara Daebritz marque un nuevo gol.

Foto: Página oficial de FIFA (FIFA.com).

Mientras que a los 39, las comandadas por Martina Voss-Tecklenburg pudieron culminar el resultado parcial con un contundente 3-0 a su favor. Gran desborde y escapada de Giulia Gwinn, que luego aplicó precisión en su centro enviado. En las alturas encontró liberada a Alexandra Popp para sentenciar de manera temprana el partido. Las africanas no pudieron hacer otra cosa que intentar defenderse de un resultado más abultado que el parcial.

Para el complemento, la piedad no se iba a hacer presente en el Estadio de la Mosson de Montpellier. A los 14 minutos, el envío de tiro libre de parte de Carolin Simon se colocó en la cabeza de Marina Hegering, su disparo tuvo la tapada con complicidad del palo de Dlamini. Sin embargo, el rebote le favoreció a Lina Magull, quien se encargó de simplemente empujarla con el arco vacío.

Pelota parada o todo lo que respecta al juego aéreo hacían de un equipo alemán su mayor fortaleza. Pero no hay que menospreciar su enorme calidad en el juego colectivo, un sello que viene siendo costumbre, al igual que los hombres, desde su refundación futbolística a nivel global pasado el 2002. En lo femenino, siempre quedó eliminado desde cuartos de final (2 veces) hacia adelante. Ganó dos mundiales, fue subcampeón una vez y llegó al cuarto lugar en sus dos competiciones restantes.

Primer lugar para Alemania, por si quedaba alguna duda, que no solamente obtuvo las tres victorias, sino también que las logró sin recibir goles. En los octavos de final deberá esperar por una de las cuatro selecciones que clasificarán por ser terceras. Argentina puede ser una de ellas, en caso de pasar a la siguiente ronda. Otras opciones pueden ser Nigeria o Australia.