FÚTBOL INTERNACIONALLA LIGA

Barcelona comienza a depurar su plantel

El equipo culé está analizando el mercado para conformar un equipo competitivo luego de la decepcionante eliminación en semifinales de Champions League frente a Liverpool. Sin embargo, también es el periodo de partidas. En este caso Barcelona ya tiene confirmadas cinco salidas de jugadores que no supieron dar la talla tanto para meterse en el once inicial, como para ser un recambio competitivo.

Hay cuatro casos que tienen el mismo factor común: la culminación de sus contratos. En el día de hoy finalizó el periodo de jugadores, que en algunos casos llegaron como posibles soluciones para el equipo, y en otros que arribaron de forma sorpresiva e inesperada. Thomas Vermaelen y Douglas Pereira quedaron libres, mientras que Kevin Prince Boateng y Jeison Murillo terminaron sus préstamos.

El caso de Vermaelen fue muy particular. Llegó como uno de los mejores centrales de la Premier League, siendo parte de Arsenal durante cinco temporadas. Sin embargo, desde su llegada a España en 2014 fue víctima de reiteradas lesiones que no lo dejaron explotar al máximo su potencial. En el medio se fue a la Roma cedido a préstamo por una temporada. Con la llegada de Ernesto Valverde volvió a tener su oportunidad, pero una nueva lesión lo dejó de lado.

Ante las lesiones del central belga y Samuel Umtiti, el técnico blaugrana pidió con urgencia un marcador central que pudiera servir como recambio. Es por eso que llegó a préstamo el colombiano Jeison Murillo, proveniente de Valencia. Lo extraño fue que en el conjunto che no tuvo demasiados minutos, disputando sólo 20 partidos en casi dos años. En el blaugrana corrió la misma suerte y jugó cuatro encuentros.

Douglas Pereira llegó en 2014 desde San Pablo, como una de las jóvenes promesas del fútbol brasileño, desempeñándose como lateral derecho. Sin embargo, no fue del agrado de Luis Enrique en su momento y comenzó a ser cedido a préstamo a diferentes clubes. Sporting de Gijón, Benfica y Sivasspor fueron sus clubes en los últimos tres años, y en ninguno puedo demostrar un nivel sobresaliente. En Barcelona sólo jugó ocho encuentros.

La llegada más extraña fue la del delantero Kevin Prince Boateng. El delantero ghanés llegó cedido a préstamo por un año desde Sassuolo, con la intención de ser recambio de Luis Suárez en alguna oportunidad. Estaba claro que no era un refuerzo de nivel, y no tuvo muchas oportunidades para demostrar lo contrario. Se marcha sólo con 303 minutos disputados.

Finalmente, el que se va dejándole un rédito económico al club catalán es Denis Suárez. El mediocampista había llegado en 2016 desde Villarreal como una joven promesa del fútbol español. No pudo dar la talla y fue perdiendo su lugar. En el día de hoy se conoció su venta al Celta de Vigo en 12,9 millones de euros. Hasta el momento es la primera venta del conjunto catalán.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar