Fuente: Twitter oficial de CBF Futebol.

Marcos Evangelista de Moraes, mejor conocido por su apodo, habló con la prensa brasileña y contó cómo vive la previa de este gran duelo entre los locales y Argentina, por un pase a la final del certamen. El entusiasmo y la confianza estuvieron muy presentes y se animó a decir que los anfitriones serán los que festejen este año, aunque también acotó que con Messi en frente no será nada fácil.

«Parar a Lionel Messi, el mejor jugador de la actualidad, es muy difícil, principalmente si está en un buen día, un día normal para él. Creo que seguramente va a querer mucho que este sea su día, ya que aún no ganó ningún título por Argentina. Si le dejamos jugar, puede que haga la diferencia, por eso justamente hay que intentar que no sea de esa manera el juego», resaltó el dos veces campeón del mundo con la «Verdeamarela».

«Le ganaremos a Argentina, no va a ser fácil, pero ganaremos. También seremos campeones, no tengo dudas. Brasil está bien dentro de la cancha, ya no depende exclusivamente de Neymar, todos quieren escribir su historia en el equipo y eso ya ha quedado demostrado en partidos anteriores. La ausencia de Ney no ha sido tan notoria y los que juegan saben cómo hacerlo», comunicó el exdefensor de cuarenta y nueve años.

En relación a lo que podría llegar a pasar este martes en el Mineirao, Cafú comentó su pensamiento: «Jugamos mal cuando podíamos hacerlo. Ahora que si pierdes estás eliminado, estoy seguro de que Brasil va a mostrar todo el fútbol que puede. No hay margen para el error en estas instancias y espero que el equipo pueda interpretar eso para no cometer ninguno. Será un duelo muy apasionante y dinámico».

«Todo puede pasar. Son dos equipos que nadie elegía como finalistas, que nadie imaginaba que pudieran llegar a dónde llegaron. Perú, por ejemplo, después que perdió por 5-0 ante Brasil, muchos consideraron que ya estaba fuera de la disputa, pero eliminó a Uruguay jugando sin miedo. Son equipos que buscan el gol. No hay favorito», expresó sobre la otra semifinal en juego, la que se disputará entre los peruanos y chilenos.

«Yo creo que todo depende de los títulos, de los resultados. Cuando todo es positivo, los hinchas actúan dentro de la cancha, pero cuando hacen falta los títulos, todo cambia. Somos una gran selección, lo que necesitamos es volver al camino de las conquistas y así ganarnos el corazón de la gente. No están contentos por lo que ha pasado antes y eso es entendible», fue lo que dijo para cerrar la entrevista, hablando de la actitud de la afición para con el equipo.

Brasil y Argentina estarán chocando entre sí este martes por la noche, en el Mineirao, estadio en el cual los locales fueron apabullados con un 7 a 1 por Alemania en el Mundial 2014. Mal recuerdo se le asemeja al anfitrión, teniendo en cuenta aquella semifinal de Copa del Mundo, donde recibieron cinco goles en menos de quince minutos. Los argentinos intentarán repetir aquella historia, mientras que los dueños de casa quieren revancha.