Así fue la primera victoria del Inter en la era Conte

Fuente: Inter

Antonio Conte inició oficialmente su etapa en el banquillo del Inter de Milán en el partido amistoso contra Lugano, disputado en Suiz. El conjunto neroazzurro se impuso con gran superioridad ante su rival con tantos de Stefano Sensi y Marcelo Brozovic, iniciando con pie derecho su ciclo bajo las órdenes del entrenador italiano. El equipo se prepara para comenzar una nueva temporada en la que apunta a pelear por el título de la Serie A.

Luego de una temporada de altibajos en el mando de Luciano Spalletti, el Inter de Milán inicia un nuevo proyecto con la contratación de Antonio Conte. La directiva del club lombardo se hizo con los servicios del entrenador para finalmente dar ese salto de calidad que les ha hecho falta para convertirse en un club competitivo en el Calcio y a nivel europeo. El primer reto de este nuevo Inter fue el pasado 14 de julio en Suiza ante Lugano.

El equipo lombardo llegó al Stadio di Cornaredo con la intención de probar algunas de las ideas del nuevo entrenador, entre las que destacó la incorporación del mediocampista, Stefano Sensi, recién llegado de las filas del Sassuolo. El nuevo jugador neroazzurro mostró gran adaptabilidad en el esquema del equipo del norte de Italia. Además de haber puesto el primer gol del partido con un disparo de media distancia.

«Hemos tratado de poner la intensidad que queremos mantener en la liga desde el primer día. Para que esto ocurra, tendremos que seguir trabajando duro y concentrarnos en cada partido. Siempre intentaremos dar lo mejor de nosotros. Personalmente es una gran motivación para trabajar con Conte, tengo el deseo de mejorar entrenamiento tras entrenamiento» expresó Sensi luego del partido ante el canal oficial del club.

Luego de un gol anulado por el VAR, el Inter de Milán logró poner el 0-2 con un tanto de Marcelo Brozovic, quien disparó desde el borde del área para aumentar la ventaja del equipo visitante. El equipo suizo logró poner el gol del descuento sobre el final del partido a nombre de Leotrim Kryeziu, quien definió a corta distancia del arco luego de un centro. El partido finalizó 1-2 en favor de los italianos.

El central holandés Stefan De Vrij declaró luego del pitazo final, resaltando la importancia de regresar al ritmo de trabajo tras el período de descanso. «Siempre es bueno estar de vuelta en el campo. Esta semana trabajamos mucho, pero fue necesario comenzar a dar minutos a las piernas. Estos juegos son buenos para entender lo que quiere el entrenador, cómo queremos jugar. Fue importante comenzar así».

El jugador se refirió al cambio de esquema planteado por Antonio Conte, quien suele jugar con línea de tres defensores. «Ya lo jugué así en la Lazio y en la selección, para mí no es un problema, lo importante es hacer lo que el entrenador pide. Me gusta su enfoque, siempre es positivo y explica muy bien lo que quiere. Debemos prepararnos para lo mejor, debemos trabajar, sudar y estar preparados físicamente: no nos importa luchar, es bello  hacerlo con esta camisa».