Manchester City goleó al West Ham y está en la final del Premier League Asia Trophy

Fuente: Twitter Oficial Manchester City

Bravo, Danilo, Angeliño, Laporte, Harwood-Bellis, Rodrigo, David Silva (C), Doyle, Bernabe, Poveda-Ocampo y Nmecha eran los nombres presentes en el campo. El primer amistoso del Manchester City comenzaba con mayoría de suplentes. Sin embargo, el conjunto de ‘Pep’ dominaba las acciones en el Nanjing Olympic Sports Center ante un West Ham con mayoría de titulares. O al menos hasta la mitad del primer tiempo, momento en el cual parecía modificarse el rumbo del partido.

A los 23 minutos, Angeliño se vio superado por un atacante rival y, desde el piso, tocó la pelota con el brazo. El árbitro, bien ubicado, sancionó la pena máxima. Ejecución que Mark Noble cambiaría por gol para abrir el marcador en China. Claudio Bravo, quien volvió luego de aquella severa lesión en el tendón de Aquiles, adivinó las intenciones del mediocampista. No obstante, nada pudo hacer ante la precisión en el remate.

Una vez concretada la primera anotación, los futbolistas pararon a refrescarse. Allí sucedió algo muy habitual en Guardiola. El dueño del banquillo ‘ciudadano’ llamó a Angeliño luego de su burdo error y le dio indicaciones en plena mitad del campo. Se podía vislumbrar al resto de los jugadores reunidos a un costado, y por otro lado al entrenador marcándole sus falencias al nuevo refuerzo proveniente del PSV Eindhoven.

Claro que la alegría duraría poco para los conducidos técnicamente por Manuel Pellegrini. Escasos ocho minutos después de la interrupción, y luego de una exquisita asistencia del juvenil Adrián Bernabé, David Silva igualó las acciones. Una sociedad que marcó el ritmo del partido en su totalidad. Y como si esto fuera poco, los fanáticos del City verían como Lukas Nmecha adelantaría a su equipo apenas 120 segundos después. Penal en favor del cuadro de Manchester y soberbia ejecución del nacionalizado alemán, para poner justicia en el marcador al término del descanso.

El segundo tiempo tuvo la misma tónica, pero con muchas variantes. Antes de comenzar la etapa final, Sterling, Bernardo Silva, De Bruyne y Sané ingresaron en reemplazo de Nmecha, Poveda, Bernabé y David Silva respectivamente. Así, Guardiola ponía lo mejor en cancha, con el principal objetivo de liquidar el partido y meterse en la anhelada final de este Premier League Asia Trophy.

Luego era el turno de Oleksandr Zinchenko, Kyle Walker e İlkay Gündoğan de darle forma al once titular de ‘Pep’. El poderío ofensivo del Manchester sería demasiado para West Ham. Sterling se anotó en la red en dos oportunidades, tras asistencias de Sané y De Bruyne. El jugador más desequilibrante del cuadro ‘ciudadano’ la pasada temporada, sentenciaba el duelo en Nánjīng en poco más de 13 minutos.

En la final Guardiola y compañía se verán las caras con el Wolverhampton, que en la primera semifinal vapuleó al Newcastle por un contundente 4 a 0. Los goles del conjunto de Nuno Espírito Santo fueron obra de Diogo Jota, por duplicado, Morgan Gibbs-White y Thomas David Allan en propia meta. Será una prueba de fuego ante una de las revelaciones de la pasada Premier. El cotejo se llevará a cabo en Shanghai, el próximo sábado desde las 09:30 hora de Argentina.