Manchester City vapuleó el pasado miércoles al West Ham United. Fue un contundente 4-1, en lo que significó el primer desafío del conjunto ‘ciudadano’ en su gira por Asia. Los goles fueron obra de David Silva, Lukas Nmecha y Raheem Sterling, en dos oportunidades. Ya con el resultado puesto, algunos de los protagonistas en Nanjing expresaron su conformismo con la prensa oficial del club.

«Cuando jugué la pasada temporada, no pude alcanzar el nivel al que llegué antes, que jugué 70 partidos sin ninguna interrupción. Tener que parar cinco veces es más difícil», explicó Kevin De Bruyne. Y añadió: «Regresé y me lesioné después de cuatro días, así que mi temporada se vio muy interrumpida». Por tal razón, esta pretemporada resulta de vital importancia para el mediocampista belga.

«Me estoy preparando bien, se que tenemos cuatro semanas para el primer partido de la Liga. Creo que será más fácil para mí», expresó esperanzado con volver a su rendimiento habitual. «Ocho jugadores regresaron durante cuatro días, así que jugar 45 minutos ya es una gran tarea. Estoy feliz, pero tal vez un poco más cansado que feliz», bromeó entre risas, ante la prensa oficial del club.

El volante de 28 años ingresó en el entretiempo en reemplazo de Lukas Nmecha. En esos 45 minutos mostró buenas sensaciones y hasta asistió a Sterling en el cuarto y último gol del Manchester City. «Hicimos nuestro trabajo realmente bien y también los muchachos jóvenes jugaron muy bien. Estoy contento con el rendimiento del primer juego de la temporada», aseguró el exjugador de Werder Bremen.

No obstante, De Bruyne considera que aún resta recorrido para que el conjunto de Guardiola recupere su rendimiento. «No creo que hayamos estado en el mejor nivel, pero lo esperábamos», argumentó. Ya en el próximo duelo ante el Wolverhampton, se espera que ‘Pep’ apele al once titular para comenzar a sacar conclusiones. El mismo corresponderá a la final del Premier League Asia Trophy.

El otro futbolista que se mostró feliz ante las cámaras fue Thomas Doyle. La joven promesa del City, que sumó sus primeros minutos con la camiseta del club, se refirió justamente al talento que despliega Kevin De Bruyne. «Siendo tan joven estás aprendiendo todo el tiempo. Jugando junto a De Bruyne en la segunda mitad, era una locura cuando miraba y veía el calibre de las cosas que hace», planteó asombrado.

Para finalizar, el nacido en Auckland no ocultó la satisfacción que le genera el momento futbolístico que atraviesa. «Si crees que no puedes hacerlo, es cuando lucharás, así que sólo tienes que instalarte. Estás jugando con algunos de los mejores jugadores del mundo, tienes que tener confianza. Estoy deseando que llegue el próximo partido y seguir entrenando más tiempo con ellos», sentenció.