Fuente: Twitter oficial de Wolves.

Enfrentamiento entre dos ingleses, donde ninguno puso lo mejor desde el arranque y muchos jóvenes tuvieron minutos para mostrar sus habilidades. Los Wolves se quedaron con la Copa amistosa, tras ganar desde los tiros de doce pasos. Los noventa minutos terminaron igualados en cero, por lo que debieron definir en un cinco contra cinco. los ‘Lobos‘ pudieron hacer la diferencia y festejar.

La Premier League es una, para muchos la primera, de las mejores ligas del mundo y los equipos que la componen están en un nivel superior al resto. La dinámica del juego es la principal característica de esta y cada uno de los clubes que la componen tienen lo suyo para demostrar. Esta vez ambos se preparaban para la próxima edición del torneo inglés. Se probaron a muchos futbolistas de la cantera.

En los noventa minutos fue superior el cuadro de Pep Guardiola, pero no pudo acertarle al arco contrario y terminaron cayendo en los penales. Fueron claramente mejores en el juego, y tal es así que lograron casi el setenta por ciento de posesión del balón. Fue muy bueno lo que pudo dar el City, pero faltó la contundencia en ataque para poder marcar la diferencia con sus contrincantes.

Doce veces pudieron rematar libremente, mientras que de ellos sólo cuatro fueron al arco. Obviamente ninguno de ellos pasó la línea y es por eso que se cerró en cero el tanteador. El equipo que particularmente jugó con camiseta negra, aunque siempre utilizan la naranja, sólo pudo disparar cinco veces en el partido. De esos remates, uno solo fue el que quedó entre los tres palos de los ‘Citizens‘.

En cuanto a los pases, en este punto también se puede ver claramente quién pudo ser mejor que el rival. Wolves pudo dar trescientos treinta pases. Completó el setenta y nueve por ciento, mientras que el Manchester dio seiscientos cuarenta y uno, completando el noventa por ciento de ellos. Realmente una marca impactante para el resultado con el que concluyó este partido de pretemporada.

En el momento del cierre, cuando fueron a los penales, Claudio Bravo pudo atajar un penal del contrario, pero no terminó de ayudar a los suyos. En el inicial de la serie, el chileno tapó el disparo de Conor Coady e ilusionaba a los ‘Ciudadanos’. Más allá de esto, Wolverhampton fue más efectivo y consiguió ganar 3 a 2 en los doce pasos. Esta imagen terminó dejando la realidad de lo que puede ser el fútbol de hoy en día.

El ex-Barcelona hizo lo suyo desde su lado, pero sus compañeros no estuvieron finos con sus remates y el cuadro de Pep Guardiola queda fuera una vez más por penales. Ilkay Gundogan, David Silva y Lukas Nmecha fueron los tres futbolistas que malograron sus tiros, por lo que el resultado final fue 3 a 2 para los rivales. Claramente el DT español mostró su enojo ante la ineficacia en ataque, por lo que resaltará varios puntos para las próximas pruebas.