Fuente: Twitter oficial de Godoy Cruz.

Gran partido se vivió en el Malvinas Argentinas de Mendoza, donde el ‘Expreso‘ dejó todo en la cancha para quedarse con el mejor resultado posible. Tuvo la chance de pasar a ganar el encuentro 3 a 1, realmente hubiera sido otra la historia, pero Weverton tapó el penal del Morro García y el encuentro terminó en empate. 2 a 2 fue el resultado final. Ambos equipos tuvieron sus momentos, y todo se definirá en el Allianz Parque de Brasil.

Impecables fueron los primeros veinte minutos del equipo tombino, quienes sofocaron a los brasileños con una presión realmente agobiante. Lucas Bernardi sabía que no podía dejar pasar el duelo en casa e intentó el mejor resultado de su equipo en los primeros minutos, para poder apurar al rival y así comenzar a conseguir mayores huecos en el terreno. Los mismos se generaron y el ‘Tomba‘ pudo hacer grandes cosas.

En menos de treinta minutos el ‘Bodeguero‘ ya ganaba 2 a 0, con dos muy lindos goles de Santiago García. El primero, gracias a una exquisita habilitación de Brunetta, el uruguayo vencía las manos del portero brasileño con un impecable cabezazo. Este fue a los seis de comenzado el encuentro y tuvo que pasar más de veinticinco minutos, de posesión local, para lograr el segundo gol de la noche.

Ezequiel Bullaude fue quien asistió en esta oportunidad a goleador ‘Charrúa‘, quien dejó sin chances de nada a Weverton y la mandó al fondo de la red. Este cayó en el momento justo, ya que Palmeiras estaba intentando lastimarlos, por lo que la distancia los ayudaba aún más. Por el momento era todo una fiesta en el campo ubicado en el Parque General San Martín, pero duraría poco la euforia.

Cuatro minutos más tarde del segundo tanto, Marcos Rocha encontraría el balón cerca del área por el costado derecho, en donde decidió elevar el centro al área para que Felipe Melo cabecee solo entre los grandotes y convierta el 2 a 1. Impensado este tanto, ya que la ventaja del ‘Expreso‘ parecía haber golpeado fuerte a los paulistas, quienes se chocaron con una situación de otro partido, más el despiste de la defensa local.

Pocos minutos más pasaron para que el Morro García ganara la pelota que venía por el aire contra Gustavo Gómez, decidió girar y en ese momento fue cuando el central paraguayo le cometió un penal infantil para tener la oportunidad del hat-trick y de pasar al frente por 3 a 1. El goleador pateó con su técnica de siempre, despacio, pero esta vez el portero alcanzó a tocar la pelota con la punta de su botín derecho y le negó la ilusión del tercero en su cuenta personal y para los suyos.

Después de ello, Miguel Borja recibió muy bien la bola en el borde del área grande, giró contra Varela y enfrentó a Andrés Mehring para poner el 2 a 2 definitivo, con catorce minutos del segundo parcial. Una pena para el pueblo tombino, quienes tendrán que esperar hasta la semana que viene en el Allianz Parque para ver qué sucede con su equipo. Será un duelo duro, pero gran show se vivirá en Brasil.