Independiente de Avellaneda se quedó con el primer encuentro

En un partido que tuvo oportunidades para ambos equipos, Independiente de Avellaneda se impuso a Independiente del Valle por 2-1 en el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Silvio Romero ingresando desde el banco fue la gran figura del equipo argentino que ahora deberá ir por la clasificación a la altura de la ciudad de Quito.

La primera chance fue para el conjunto argentino, con un remate de Sebastián Palacios que fue amortiguado por el arquero rival. Beccacece dispuso un equipo que presione bien arriba, y apostar por la velocidad del mismo Palacios, Francisco Pizzini y Martín Benítez, mientras que Nicolás Domingo se paró como el volante defensivo y Pablo Hernández como el encargado de generar juego.

El Rojo se apoderó totalmente del partido, siendo profundo con sus extremos que encaraban de los costados hacia el centro. Tras una falta a Palacios, Benítez ejecutó el tiro libre y tras una serie de rebotes dentro del área, Cristian Chávez convirtió el primero tanto del partido. Sin embargo, el árbitro principal Diego Haro, avisado por el VAR sobre un posible offside, decidió revisar la jugada en la pantalla.

Una vez revisada la jugada, el colegiado decidió anular el tanto por encontrarse un jugador obstruyendo la vista del arquero Pinos. El equipo de Avellaneda siguió siendo superior, aunque no lo pudo rubricar en el marcador, por lo que el primer tiempo finalizó empatado sin goles. El Tucu Hernández debió abandonar el campo de juego por lesión. Al comienzo de la segunda etapa, Pablo Pérez ocupó su lugar.

Las águilas negras salieron mejor parados en los segundos 45 minutos. Luego de un córner tuvieron la chance clara de ponerse en ventaja, aunque el remate salió desviado cerca del palo. Los diablos comenzaron a perder fuerza en la ofensiva y el entrenador decidió sacar a Chávez por Silvio Romero, buscando un hombre fresco en el ataque. Sin embargo, el club ecuatoriano comenzó a hacerse fuerte llevan el encuentro hacia la lucha.

Luego de una serie de rebotes en el campo de los locales, Martín Benítez despejó el balón hacia el centro del campo, habilitando involuntariamente a John Jairo Sánchez para que éste definiera y pusiera el 1-0 para los ecuatorianos a los 60 minutos. El conjunto visitante empezaba a sentirse cómodo, mientras que los locales comenzaban a perder la calma para generar jugadas de riesgo.

Sin embargo, cuando los ecuatorianos más tranquilos estaban, el defensor León le cometió penal al Chino Romero, y el mismo delantero fue el encargado de convertir la ejecución para poner el empate a falta de 15 minutos para el final. Los últimos minutos fueron con el local intentando buscar la victoria que le diera la ventaja en la serie antes de viajar a la altura de Ecuador.

Cuando parecía que el encuentro moría en la igualdad, el Rojo se encontró con un córner y tras la ejecución, Silvio Romero anticipó a su marcador en el área chica para puntear la pelota y poner el 2-1 que fue el resultado definitivo. Ahora, la serie deberá definirse en la casa de Independiente Del Valle, en los 2800 metros de altura de Quito. El conjunto argentino deberá mantener su ventaja para acceder a las semifinales.