Aduriz anunció su retiro

La mañana del viernes en España se vio sacudida con el anuncio de Aritz Aduriz. El experimentado delantero comunicó que la temporada que está pronta a comenzar será la última que jugará profesionalmente. Comenzó su carrera hace 20 años y se ha convertido en uno de los ídolos de Athletic de Bilbao, consagrado como uno de los goleadores históricos de la institución vasca.

«Quería comunicar que este año va a ser mi último año como profesional. Voy a dejar el fútbol cuando termine esta temporada. Me hace especial ilusión poder dejarlo en el Atheltic. El objetivo de decirlo ahora es evitar distracciones y focalizar todo en el equipo», comenzó en su anuncio el delantero de 38 años, mostrándose visiblemente emocionado frente a los medios.

Luego continuó: «creemos que el final nunca llega, pero elegir el final y dónde lo voy a tener es un privilegio inmenso. Es una decisión meditada, que podía haber tomado el año pasado, pero las circunstancias han hecho que sea este. Es una decisión tomada con mi familia y meditada. Estoy muy orgulloso de que sea en el Athletic». Realmente, su paso por el Bilbao ha quedado marcado a fuego.

Su relación con el rojiblanco comenzó desde niño, jugando para distintos clubes en convenios con el cuadro vasco. En el 2000 se sumó al Bilbao Athletic, equipo filial, y tras una buena temporada llegó al primer equipo. Tras una temporada comenzó a ser cedido a diferentes clubes, entre ellos el Burgos y el Valladolid. En ambos equipos tuvo un gran nivel, por lo que regresó a su club de origen.

En su segunda etapa como jugador de Los Leones no le fue como esperaba, convirtiendo un promedio de 23 tantos en 90 partidos. Llegó a estar más en el banco de suplentes que en el campo. En 2008, una buena oferta para el club lo llevó a ser nuevo jugador del Mallorca, aunque él no quería irse. Con los rojinegros volvió a tener un nivel destacado, lo que lo llevó a un equipo de relieve como Valencia.

En 2012 y tras dos años en el conjunto Che, volvió al Bilbao para no irse más. Fue parte de los años dorados del club, que comandado por Marcelo Bielsa llegó a la final de la Europa League y Copa del Rey en el mismo año de su regreso. En 2015 llegó su primer título con el club, consagrándose en la Supercopa de España frente a Barcelona, donde fue una de las grandes figuras de la serie.

Con 38 años, y 284 tantos en su haber, aún puede aumentar su estadística en el último año de su carrera. «Ojalá podamos terminar el año con algo muy bonito y podamos ofrecer a todos nuestros aficionados algo bonito. Me siento muy feliz de poder dejar el fútbol en el Athletic. Voy a competir y disfrutar cada día hasta el final. No significa que vaya a bajar un ápice mi nivel. Voy a intentar terminar lo mejor posible», cerró.