Tottenham ganó sobre el final

En su debut en la Premier League, Tottenham saltó al césped de su nuevo estadio para enfrentarse ante Aston Villa. El equipo de Mauricio Pochettino presentó una formación algo diferente a la de los habituales titulares de la temporada pasada, debido a la sangría que sufrió el plantel y a los jugadores recientemente incorporados. No obstante, la idea de juego sigue siendo la misma que plantea el entrenador argentino.

Apenas comenzado el cotejo, Lucas Moura tuvo la chance de poner en ventaja a los locales con un remate desde afuera del área que se fue apenas desviado por el palo derecho. Tres minutos más tarde, el mismo brasileño tuvo una nueva chance de marcar, aunque el disparo de cabeza salió muy débil a las manos del arquero rival. Aston Villa pretendía acoplarse bien en defensa y salir de contra.

El plan de los visitantes resultó a la perfección. En un contragolpe, John McGinn se metió dentro del área, y con un movimiento dejó tirado a su marcador para definir de zurda de cara a Hugo Lloris, y poner el 1-0, a los nueve minutos. No obstante, los Spurs no se desesperaron y mantuvieron su ritmo de juego. Harry Kane tuvo dos chances claras de marcar, aunque la falta de eficacia evitó el empate, por lo que la primera mitad finalizó con ventaja para los visitantes.

En la segunda mitad, Tottenham salió decidido a buscar la victoria. La actitud era notoria, presionando arriba y buscando triangulaciones. No obstante, el equipo de Poche no se vio fino en los últimos metros, y recurría en reiteradas oportunidades a centros al área. Por su parte, Los Villanos ya no tenían chances de aprovechar un contragolpe para poder adelantarse nuevamente en el marcador.

Con la intención de buscar una mejor resolución en los últimos metros, hizo su ingreso Christian Eriksen en el campo, y comenzó a darle mejor sentido a la pelota. La presión comenzó a hacerse insostenible para los visitantes, que sólo se disponían a aguantar el resultado refugiados en su área, y con buenas salvadas de su arquero Heaton. Pese a ésto, y luego de intentarlo durante todo el encuentro, los locales pudieron anotarse en el marcador.

Luego de un córner favorable a los Spurs, la pelota quedó para Moura al borde del área, y éste se la cedió a Tanguy Ndombele para realizar un disparo inatajable desde afuera del área y poner el empate a los 73 minutos. Cabe destacar que pese a tener mucha participación, el volante francés no había tenido una gran actuación, con pases intrascendentes. Era el momento de los locales, que con el envión, fueron a buscar la victoria.

En los últimos cinco minutos, se destapó Harry Kane. A falta de cinco minutos para el final, el centro delantero convirtió, luego de capturar un rebote dentro del área tras un disparo de Erik Lamela. Posteriormente, un contragolpe volvió a derivar en los pies del Ciudadano, que remató para poner el segundo en su cuenta personal, y el tercero para su equipo. Finalmente, Tottenham se quedó con la victoria por 3-1 en un encuentro que resultó muy complicado. La Premier recién comienza, pero el equipo de Pochettino quiere pelear el campeonato desde el principio.