Se retira Sneijder

Hace algunos días se supo que Arjen Robben anunció su retiro de la actividad profesional tras cerrar su etapa en Bayern Múnich. Ahora, fue el turno de Wesley Sneijder, quién colgará los botines tras 17 años como futbolista. Así mismo, no se desligará del mundo del deporte, ya que confirmó que será dirigente en el club Utrecht y vivirá en la ciudad que lo vio nacer.

Comenzó su carrera en el año 2003 en Ajax, cuna de grandes jugadores a los largo de la historia. Debutó el 2 de febrero del 2003 en un encuentro por la Eredivisie frente a Willem II, donde el club de Ámsterdam se quedó con la victoria por 6-0. Ronald Koeman, técnico por aquel entonces del equipo, le vio el potencial y le dio la confianza para afianzarse como uno de los mejores jugadores del plantel.

Digno de un pie prodigioso, comenzó a demostrar una gran pegada para convertir goles y asistir a sus compañeros. Su paso por el conjunto holandés fue plagado de éxitos. Cosechó una liga, dos copas de los Países Bajos y dos Supercopas. Real Madrid vio su enorme potencial, y luego de convertir 59 goles y 45 asistencias en 181 encuentros, el volante se marchó hacia España para ponerse la camiseta blanca.

En la Casa Blanca no tuvo su mejor paso. Comenzó de buena manera su periplo en con la camiseta merengue, convirtiendo un tanto en su debut liguero para la victoria frente a Atlético Madrid en el Derbi de la ciudad. Sin embargo, no fueron muchos los goles que convirtió a lo largo de la temporada. En su segundo año tampoco logró despegar, por lo que los dirigentes madridistas comenzaron a pensar en su salida.

Las llegadas de estrellas mundiales como Cristiano Ronaldo y kaká propiciaron su salida hacia Inter de Milán a cambio de 16 millones de euros en el 2009. En un principio el holandés no quería marcharse del merengue, pero al final, su partida terminaría siendo positiva. Bajo las órdenes de José Mourinho, Sneijder volvió a su mejor nivel y se convirtió en una de las piezas claves del equipo.

En el equipo italiano consiguió el triplete en el 2010, sumando la Serie A, Copa Italia y Champions League. Además consiguió el Mundial de Clubes, la Supercopa de Italia y una nueva copa nacional. En 2013 cambió nuevamente de rumbo para ponerse la camiseta de Galatasaray. En Turquía también puso agrandar su palmarés, consiguiendo ocho títulos sumando dos ligas, tres copas y tres supercopas.

Sus últimos clubes fueron el Niza de Francia en la temporada 17/18, y posteriormente se marchó al Al-Gharafa de Qatar, donde finalizó su carrera. Ahora que ya se retiró, será dirigente del FC Utrecht, club de su ciudad natal y al que le tiene un cariño muy grande. «Mi amor por la ciudad de Utrecht es tremendo. Siempre hemos hablado de reunirnos y ahora hemos puesto la palabra en práctica. Espero una gran temporada en el estadio Galgenwaard», afirmó el exjugador de la Selección de Holanda.