Dani Alves comienza a pulir su calidad en un nuevo puesto del campo

Fuente: Twitter oficial de Sao Paulo FC.

El nuevo jugador del San Pablo, Dani Alves, se entrena con sus compañeros y ya piensa en los partidos oficiales que se acercan. El ex París Saint-Germain está al mando de ‘Cuca’ y juntos empiezan a relucir los detalles para que el lateral derecho se exprese en otra posición del campo de juego. Por lo visto hasta el momento, la idea del entrenador brasileño es que no siga en la defensa y comience a formar parte de otra parte del juego.

El jugador que tuvo grandes pasos por Barcelona y Juventus es el protagonista principal de todos los entrenamientos de los paulistas, ya que su calidad sigue intacta y puede seguir demostrando lo que supo hacer en sus mejores tiempos. Este domingo 18 de agosto podría debutar por la fecha 15 del Brasileirao, cuando enfrenten al Caerá. Para poder cumplir esto, antes tienen que terminar de cerrar algunos trámites que aún no culminan.

Dani tiene que registrarse en la Confederación Brasileña de Fútbol antes de este viernes para poder ser parte del equipo que juegue el próximo encuentro. Quien también tiene que hacerlo es Juanfran, el español que ha llegado al elenco de San Pablo este periodo de transferencias. Dos grandes refuerzos han llegado al equipo de Brasil, pero tienen que realizar lo correspondiente para poder estar oficialmente en un campo.

Alexi Stival, reconocido como ‘Cuca’, es quien ha tomado el mando del equipo paulista desde febrero de este año. André Jardine dejó el mandato antes de eso, por lo que la dirigencia ahora apunta a este nuevo apellido para levantar la cabeza en el fútbol canarinho. Este es el encargado, junto con la opinión e intención del jugador, de que haya un nuevo puesto para que Alves juegue en él y despliegue su magia.

Con el número diez en su dorsal, ambos se pusieron de acuerdo para comenzar a pulir las tácticas necesarias y así poder ser parte del mediocampo del equipo. Aquel número cuatro o lateral derecho quedaría en la historia y pasaría a jugar las últimas etapas de su carrera en una posición diferente. El ideal manejo es que se encargue de trasladar el balón al ataque, cosa que en la Copa América hizo con la casaca de Brasil, pero desde la primera línea.

El certamen que se llevó a cabo en su propia casa, donde además consiguió el título, fue una enorme pantalla para él. Pudo hacer cosas increíbles y demostró cosas que sólo futbolistas de diez años menos que él podría llegar a hacer, teniendo en cuenta su edad actual. La gambeta e inteligencia para vivir el minuto a minuto de cada partido disputado fueron las claves para que suene como nuevo jugador de muchos grandes europeos.

Gran actuación es la que ha tenido Dani Alves en estos nuevos lugares de la cancha, donde tuvo resultados muy satisfactorios y hasta marcó dos goles. Tuvo tiempo para jugar, dirigir, manejar el equipo, asistir, anotar y también aprovechó para dedicarle las anotaciones a Alexandre Pato, su nuevo compañero en la delantera. De esta manera, el equipo quedó: Tiago Volpi; Juanfran, Bruno Alves, Anderson Martins y Reinaldo; Luan, Tchê Tchê y Daniel Alves; Pato, Antonio y Raniel.