FÚTBOL INTERNACIONAL

Rulli apuntó contra la dirigencia de la Real Sociedad tras su salida

Gerónimo Rulli fue presentado como nuevo refuerzo del Montpellier. El arquero llega en calidad de cedido, con un cargo de 1.5 millones de euros. La opción de compra propuesta por la Real Sociedad ronda los 10 millones de dicha moneda. El surgido en Estudiantes de La Plata rubricó su nuevo vínculo hasta el 30 de junio de 2020. Compartirá club con dos futbolistas sudamericanos: Los uruguayos Facundo Píriz y Mathías Suárez.

«Estoy muy contento de como me recibieron acá, inicio una nueva etapa en mi vida. Feliz de haber entrenado ya y con la mente puesta en prepararme lo mejor posible para esta nueva temporada. Con mis nuevos compañeros, a los que tengo que adaptarme lo antes posible para seguir disfrutando del fútbol», sostuvo el portero, en su primera entrevista representando a La Paillade.

Claro que el platense no se olvidó de su anterior club. «Se acaba una etapa de cinco años en la Real, en donde traté de hacerlo de la mejor manera, con mis virtudes y defectos. Siempre antepuse al club y a mis compañeros por sobre todas las cosas. Eso me deja tranquilo», confesó en diálogo con Radio Marca. No obstante, al flamante refuerzo no le gustó nada la forma en que se produjo su salida de la institución.

«Ahora mismo estoy aquí porque elegí venir a Montpellier. Ya venía con este pensamiento desde hace tiempo, el año pasado pensé que ya era momento de cambiar, y este año se dieron las cosas como se han dado. Sí es verdad que, por los cinco años que le di al club, me hubiese gustado otra despedida y no por la puerta de atrás», expresó con cierto lamento. Y es que, en base a soberbias actuaciones, era uno de los referentes del plantel pese a sus escasos 27 años.

Lejos de evitar la polémica, Gerónimo arremetió contra la dirigencia. «Ya había hablado con el míster y con Llopis y sabía muy bien cual iba a ser mi rol en el equipo. Me molestaron algunas formas de tratar a un jugador que durante cinco años se esforzó al máximo y respetó al club. No me gustó el trato del último tiempo, se inventaron muchísimas cosas que no fueron ciertas», denunció.

No obstante, el argentino optó por quedarse con lo bueno de su paso por La Liga. Una estadía más que fructífera, que se redondeó con una temporada un cierto irregular. Es que en el último año, el arquero disputó 29 encuentros en el cuadro español y recibió 36 goles. Apenas logró mantener la valla en cero en ocho oportunidades. Así, vio lentamente como Miguel Ángel Moyá se adueñaba de la titularidad.

Para finalizar, Rullí le dejó un mensaje a todos los fanáticos de la Real Sociedad. «Estoy agradecido al club, por los cinco años en los que me mostraron todo su cariño y amor. En los que pude ser mejor persona y en los que he hecho muchas amistades y recuerdos de una ciudad en la que he estado muy bien. Me quiero quedar con los recuerdos hermosos que tengo de San Sebastián y de toda Gipuzkoa. Voy a extrañar a la Real, seguiré siendo un txuriurdin más», sentenció.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar