Fuente: Twitter oficial de Olympique de Marsella.

Darío Benedetto no viene teniendo un buen pasar en su nuevo club. Luego de varias semanas de negociaciones, el delantero argentino dejó Boca Juniors para sumarse a las filas del Olympique de Marsella, con la ilusión de tener su primera experiencia europea. Sin embargo, hasta el momento no han sido muy buenas sus primeras presentaciones con el cuadro francés, y ya tuvo su primera situación polémica, que derivó en el enojo de varios.

En el encuentro que los olímpicos disputaron frente a Nantes por la segunda fecha de la Ligue 1, Pipa tuvo la oportunidad de darle la victoria a su equipo por medio de un penal. Sin embargo, el atacante tuvo una mala resolución y la pelota salió disparada por arriba del travesaño, lo que derivó en que el cotejo finalice en empate por 0-0. Cabe destacar que hasta el momento no han podido ganar en la competencia, por lo que el malestar es aún mayor.

Ésta situación provocó el enojo del entrenador Villas Boas, ya que el designado para la ejecución era Dimitri Payet. «Les dije a los muchachos que ésta es la primera y la última vez que sucede. Trabajamos bien los penales durante toda la temporada con Payet. Estoy enojado realmente porque no puedo creer que dejen escapar una posibilidad así.», comentó el entrenador portugués en conferencia de prensa.

Luego prosiguió en la misma tesitura. «Benedetto Es un jugador que nunca ha lanzado un penal aquí. Es inaceptable que lo haya hecho. Normalmente él era el encargado de lanzarlos en Boca y lo hacía bien, pero hoy no y necesitábamos que fuera diferente», explicó, visiblemente enojado con la situación y principalmente con el resto del plantel, que permitió que un jugador recién llegado se haga cargo de tal responsabilidad.

Ahora el que salió a hablar sobre la situación en cuestión es Bernard Tapie. ¿De quién se trata? En su momento fue dueño de la empresa Adidas y en los años 90 fue propietario de Olympique de Marsella por una década. Bajo su gestión, el club francés se consagró campeón de la Champions League en 1993, al derrotar al poderoso Milan multicampeón de ésa época. Así mismo, el empresario se ha vuelto en una figura controversial debido a que fue condenado por sobornos, lo que provocó el descenso de su equipo.

En cuanto al momento que vivió Benedetto, el ex mandatario se mostró molesto con el resto de los jugadores que le permitieron patear. «Contratas a un nuevo jugador, nadie lo conoce. Se espera que sea el gran delantero central de Olympique y, en lugar de elegir a Payet, que tenía el 90 por ciento de chances de convertir, lo pones a patear a él el penal. A ese tipo lo matas en el segundo partido que juega porque para los hinchas inmediatamente se convierte en algo malo», sentenció.

Lo cierto es que las primeras semanas de Pipa en el fútbol francés no han sido las mejores, con derrota en la primera fecha de la liga, y la situación que vivió el pasado fin de semana. Por otra parte, el jugador argentino ha disputado en total menos de dos partidos completos, por lo que puede aspirar a mejorar y a lograr la adaptación al fútbol europeo en el que tantas ganas tiene de triunfar.