En el día de mañana Boca Juniors y Liga de Quito disputarán el primer encuentro de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Será a partir de las 19:15 hs en el Estadio Casa Blanca, ubicado en la capital de Ecuador. Y como cada vez que se juega un partido en este lugar comienza a hablarse sobre los 2850 metros de altura sobre el nivel del mar que tiene la zona, un factor que perjudica en cierta manera a los jugadores que no están habituados.

Sin embargo para Adrián Gabbarini, arquero del conjunto ecuatoriano, éste hecho no tiene mayor relevancia. «Yo creo que mucha importancia no tiene la altura si no tenés un equipo preparado para saber jugar», comentó el arquero. Lo mismo había asegurado el entrenador Pablo Repetto, contemplando que lo más importante son los niveles de los equipos y que «cuántos campeones habría, equipos colombianos, peruanos y bolivianos y así en toda la historia que ha existido la altura y no se ganó con eso».

No obstante, el capitán de las Azucenas no desconoce la ventaja que pueden tener con la localía. «En la altura, en nuestra cancha, que es una cancha rápida, va a ser un partido diferente. El estadio lleno da otro marco. Somos un equipo preparado para esto. Nos hemos acostumbrado a jugar este tipo de partidos desde el año pasado. Este año también. Nos tocó el grupo más difícil de la Copa», sentenció el argentino.

Luego prosiguió: «Acá vino Flamengo, vino Peñarol, y el equipo siempre estuvo en la altura de la circunstancia. Pudimos clasificar. Nos tocó un equipo como Olimpia, tricampeón del fútbol paraguayo, que juega muy bien y pudimos pasar», comentó. Gabbarini es un jugador muy importante en la institución ecuatoriana ejerciendo su rol de líder. En el encuentro de mañana está en duda su presencia debido a una molestia física.

Más tarde, el ex arquero de Independiente de Avellaneda se refirió a los favoritismos para la llave copera. «No somos favoritos porque Boca es lo que es y tiene muchos jugadores, pero nosotros somos un equipo que le vamos a dar pelea. Me tengo mucha confianza y mucha fe. Estamos en una Copa Libertadores que es muy difícil por la calidad de jugadores que hay. Por los presupuestos que se manejan, corremos en desventaja», aseguró.

Por otra parte, se refirió a lo que es jugar en la Bombonera, lugar en el que la mayoría de los futbolistas de Liga no han tenido la oportunidad de pisar. «Muchos no tuvieron la posibilidad de haber jugado allí. Por ahí te preguntan cómo es la cancha, cómo es la gente, todo lo que representa lo que es la Bombonera. Pero no deja de ser algo anecdótico. Adentro de la cancha es 11 contra 11. La serie dura 180 minutos y el partido fundamental es acá en Quito», expresó.

Por último se refirió a lo que significa jugar en Liga de Quito, el club más grande de Ecuador. «Es un club similar a Independiente. Un club enorme acá en Ecuador. Es el club más conocido por el hecho de lo que ganó. Ningún equipo ecuatoriano pudo levantar títulos a nivel internacional. Liga tiene cuatro. La gente de Liga no sólo se conforma con jugar la Copa Libertadores. Ya te exige ganarla», finalizó.