Repetto: «Pasar sería una hazaña»

En el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, Boca Juniors se quedó con una contundente victoria por 3-0 frente a Liga de Quito en los 2850 metros de altura de la capital ecuatoriana. Sin dudas que el resultado fue sorpresivo por el nivel que demostró el local, ya que en toda la competencia no había perdido ningún partido en su cancha. Ahora, dependen de casi un milagro para meterse entre los cuatro mejores.

El conjunto ecuatoriano ya se encuentra en Argentina para enfrentar al Xeneize a partir de las 19:15 en la Bombonera. Para avanzar de fase, deben conseguir una victoria por cuatro goles de diferencia, algo que parece imposible. Un pensamiento muy similar es el que pregona Pablo Repetto, técnico de Liga, aunque también sueña con una remontada histórica «¿Por qué no pensar en una hazaña futbolística?, comentó el uruguayo.

Luego prosiguió: «Cuando hay posibilidades hay que pensar en que se puede y trataremos de cambiar esa imagen del equipo. Tenemos que poner el pecho a las balas y afrontar este momento. Ojalá que le podamos pagar a los hinchas en estos partidos revirtiendo situaciones», afirmó. Lo cierto es que el conjunto argentino se muestra muy firme y la estadística dice que no pierde por más de cuatro goles hace más de 20 años.

«Tenemos que soñar con que se puede, pero para poder concretarlo hay que creérsela. Partimos de esa base. Somos conscientes de que va a ser un partido muy duro. Es difícil venir a la Bombonera y sacar un resultado positivo. El objetivo principal es cambiar la imagen que dimos en Quito, que no es la realidad de éste equipo. Buscaremos mejorar en el juego y con eso intentaremos ilusionarnos con algo que sería más que una hazaña» sentenció Repetto.

Luego hizo un análisis de lo que fue el partido de ida. «En la previo se habló mucho de la altura y de que Boca llegaba varias horas antes. Nosotros llegamos con excesiva confianza. Después cuando querés reaccionar estás 1-0 en contra. Pasaron muchas cosas en el desarrollo que terminaron con una ventaja de tres goles para Boca, que creo que no es la diferencia entre los dos equipos. Teníamos confianza en llegar al partido de vuelta con chances pero hoy las posibilidades son mínimas», explicó.

Pese a la situación adversa, el entrenador nacido en Montevideo está convencido en dar una buena actuación. «Queremos demostrar que Liga no está de casualidad entre los cuartos de final. Cuando uno analiza los ocho mejores son equipos grandes y estar en ésta instancia es algo meritorio», dijo el entrenador, que luego comentó que si van a buscar tener un buen juego, aseguró que no van a tener un planteo «suicida».

«Vamos a buscar mejorar el mediocampo, que fue una de las debilidades en el primer partido, y después queremos tener un equipo corto que a la hora de recuperar la pelota pueda tener transiciones rápidas. Lo primero que vamos a buscar es el triunfo pero sin pensar en el 3-0, eso sería descabellado», finalizó el técnico de Liga. Repetto ya sabe lo que es eliminar a Boca en la Bombonera con Independiente del Valle, aunque las diferencias son notorias. En aquella oportunidad el equipo ecuatoriano ganó la ida por 2-1 y cerro la vuelta con un 3-2.