Fuente: Twitter oficial de DC United.

El futblista inglés habría sido cazado por un paparazzi en Canadá, luego de una fiesta de siete horas y media. Wayne Rooney supuestamente fue encontrado con una jóven en varias situaciones de mucho cariño entre ambos. Según cuentan medios ingleses y norteamericanos, el jugador pasó por varios bares, clubes nocturnos y lugares donde se encontraron con mujeres, a quienes luego subieron a su limusina con sus compañeros.

A sus treinta y tres años, el ex Manchester United y Everton ha sido varias veces cuestionados por situaciones ajenas al deporte y esta vez no sería la excepción. El diario inglés The Sun fue quien comenzó con las imágenes y las polémicas, donde además aseguran que su esposa estaría bastante ofuscada y furiosa por lo ocurrido en las últimas horas. Desde el suelo británico dicen que hasta se habría quitado el anillo de bodas por esta causa.

El goleador que ya se ha retirado de la Selección de Inglaterra fue visto con tres mujeres en los locales de bebidas más conocidos de Vancouver, en la zona de Yaletown. Luego de retirarse del segundo bar donde entraron, habría sido descubierto en un jacuzzi a eso de las 5:30 de la madrugada. Además, después de esto último también fue captado ingresando a un ascensor del Hotel Hyatt Regency, donde se hospedaba su plantel, con una chica morena que vestía ropa blanca.

Fuente: Diario The Sun.

Según el diario inglés citado anteriormente, su esposa Coleen Rooney habría pedido que viaje de inmediato a Inglaterra, donde se encuentra con sus hijos. El jugador que milita en la Major League Soccer tiene que volver a Gran Bretaña en enero del 2020, cuando se incorpore al Derby County como jugador-entrenador. Debido a esto, cuentan que su esposa no tiene interés en esperarlo hasta el año entrante y solicita que se reporte cuanto antes.

El dato más importante que tiene en su contra Wayne es que en el año 2010 fue encontrado con Jennifer Thompson, una joven que le cobraba por tener relaciones. Esto sucedía cuando su mujer estaba embarazada, donde la chica de veintiún años declaró haber estado con él unas siete veces en un periodo de cuatro meses, cobrándole mil doscientos euros por noche. «Nunca imaginé que Wayne Rooney fuera a ser uno de mis clientes. Sé de mucha gente que le llama Shrek, pero no es tan feo cuando te sientas delante de él», fue lo que dijo Jennifer.

A causa de esto, el propio jugador ha querido desmentir todo lo sucedido en las últimas horas en Canadá. El mismo ha atacado al medio inglés por los dichos y las imágenes que han difundido, diciendo que han manipulado las mismas para vender más periódicos con su nombre en la tapa. Ahora se tendrá que analizar más profundamente la situación para ver qué tan cierta es su respuesta y cuánto de verdad tiene todo lo divulgado.

El mensaje de Wayne Rooney

«El periódico The Sun ha publicado esta semana una historia en la que parece que yo me he llevado a una chica a mi habitación del hotel. Ellos saben que no es verdad y que yo no hice eso Me están usando a mí y a mi familia para vender periódicos.No ha pasado nada entre la chica de la foto y yo esa noche en Vancouver, de hecho ni siquiera entré en el ascensor yo solo con ella. La chica que sale en las fotografías es simplemente una de las muchas que se acercan inocentemente a pedir un autógrafo o una foto», acotó.

«Las fotografías publicadas por The Sun fueron tomadas por un fotógrafo freelance que nos siguió tanto a mí como a mis compañeros, sin nosotros saberlo y por supuesto sin nuestro consentimiento. Las fotos vendidas al diario en cuestión han sido seleccionadas y editadas para crear una historia sensacionalista y falsa sobre mí. Toda esta historia está dañando a mi familia y eso es algo que no voy a permitir», cerró el jugador.