Sensaciones después de la goleada del Bayern Múnich

Twitter oficial del Bayern Múnich

Por la tercera fecha de la Bundesliga, el Bayern Múnich hizo uso de su jerarquía y pasó por encima al Mainz 05 con un contundente 6 a 1. En el Allianz Arena, ayer, el visitante se había puesto en ventaja con un tanto de Jean-Paul Boëtius, a los seis minutos. Llegando al final del primer tiempo, el local encontró el empate y se desató la goleada. Benjamin Pavard, David Alaba, Ivan Persici, Kinglsey Coman, Robert Lewandowski y Alphonso Davies se anotaron en la red.

Sorpresivamente, el Mainz se puso en ventaja rápidamente y los 75.000 espectadores en el Allianz Arena tuvieron que ver a su equipo remar contra la corriente. Durante la primera media hora de juego, se vio a un conjunto ‘bávaro’ perdido y sin reacción, que era superado por su adversario y justificaba la disparidad en el marcador. No obstante, la detención del partido para que los futbolistas se refresquen les cambió la cara.

Luego de la pausa, los jugadores locales apretaron el acelerador y consiguieron dar vuelta las acciones antes de que finalizaran los 45 minutos inciales. Ya en el segundo tiempo, el Bayern se lució y dejó atrás todo tipo de dominio del visitante, que no pudo volver a meterse en la discusión. Con buenas actuaciones de los refuerzos y los viejos conocidos, se consumó una goleada contundente para sumar los primeros tres puntos en su casa.

El entrenador del Bayern Múnich, Niko Kovac, declaró después del partido: «Hasta la pausa de refresco estuvimos muy aletargados. No supimos contestar a la agresividad del Mainz y pensamos que sería muy fácil. Hicimos circular la pelota rápidamente, le quitamos el mediocampo al rival y creamos superioridades en las bandas. El 2-1 de Alaba antes del descanso fue importante. Cuando llegó el cuarto, todo estaba decidido. Nos vamos satisfechos al parón de selecciones».

«En los primeros viente minutos no estábamos en el partido, no fuimos lo suficientemente agresivos ni veloces. Cometimos algún que otro error. Tras la primera pausa de refresco, entramos mejor al encuentro», reconoció David Alaba. Y agregó: «Estoy muy orgulloso de formar parte de este equipo. En cada entrenamiento se percibe cómo todos van al máximo, lo mucho que aman este deporte. Y si ya el fin de semana se plasma esta unidad en el campo, todo se vuelve impresionante».

El defensor Niklas Süle también dio su opinión. «De alguna manera, estuvimos dormidos en los primeros minutos. Dejamos al Mainz demasiados espacios y nos pusimos por detrás en el marcador de forma merecida», destacó. Sobre el segundo tanto de su equipo, añadió: «Era importante llegar al descanso por delante. En la segunda mitad lo hicimos realmente bien, entramos rápido al partido y llegaron dos goles más».

Otro referente del plantel, Thomas Müller, valoró la actitud del cierre: «Por supuesto, terminamos divirtiéndonos al final. Victoria 6-1, objetivo cumplido y a seguir así». En la siguiente jornada de la Bundesliga, el gran campeón alemán visitará al RB Leipzig. También, está a la expectativa de su comienzo en una nueva edición de la Champions League, su mayor reto, donde ya conoce a sus rivales de grupo: Tottenham, Olympiakos y Estrella Roja.