Twitter oficial del Tottenham Hotspur

Un apasionante derby del norte de Londres se vivió en el Emirates Stadium, ayer, por la cuarta fecha de la Premier League. El Arsenal y el Tottenham empataron 2 a 2, con goles de Christian Eriksen y Harry Kane (para los de Pochettino), y de Alexandre Lacazette y Pierre Emerick Aubameyang (para los de Unai Emery). Tras la igualdad, los ‘Gunners’ cosechan siete puntos en lo que va del certamen, mientras que los ‘Spurs‘ poseen cinco.

«En general, creo que nos vamos contentos con el rendimiento. Tuvimos buenas sensaciones», reconoció Mauricio Pochettino. El director técnico sabe que deben ser más eficaces si quieren dar pelea en la Premier, ya que una de las críticas hacia él es que no pudo consagrarse en ningún campeonato. «Solo podemos ser optimistas, vamos a mejorar. Ahora se viene el parate internacional y fue bueno terminar con un sentimiento positivo», valoró.

El argentino continuó analizando el rendimiento de sus dirigidos: «Reconozco que el final del primer tiempo fue difícil para nosotros. Le entregamos la posesión al Arsenal y sacaron provecho de eso. Pero el equipo jugó muy bien. Si seguimos así, vamos a mejorar. Fue una de las mejores actuaciones que hemos tenido en el Emirates en los últimos cinco años. Dentro de todo, nuestro rendimiento fue importante».

El goleador de los ‘Spurs‘, Harry Kane, también dio su veredicto. «El derby es un partido que espero con ansias, tanto como el club o como los fanáticos. Sabemos cuánto significa y siempre es bueno anotarse en el marcador. Hubiera tenido un sabor más dulce su nos llevábamos el triunfo, pero presentamos una mejoría respecto de la semana pasada. Lo tomamos de esa manera y ahora esperamos el encuentro ante el Crystal Palace», expresó.

Otro que pasó por los micrófonos una vez finalizado el partido fue Harry Winks. El canterano se mostró rebosante de alegría al participar en el derby: «Fue exactamente como me lo imaginé: ardiente, feroz, agresivo. Me encantó formar parte de él. Hubiera sido mucho mejor si nos volvíamos con los tres puntos, pero estos son juegos especiales en los que participar y estoy feliz de haber tenido mi primer clásico, en la Premier League, contra el Arsenal».

«En mi opinión, hay emociones encontradas, especialmente por pasar de estar 2-0 arriba y tener el control total del juego a ceder el protagonismo y que nos empaten, eso nunca es fácil de digerir», sostuvo el volante. Y agregó: «En general, tenemos que mirar los aspectos positivos y conformarnos con el punto, especialmente porque ellos levantaron su nivel y crearon algunas oportunidades que nos complicaron».

A su vez, remarcó la actitud de su equipo: «Mostramos de qué se trata. El esfuerzo, el hambre y la pasión estuvieron allí desde el principio». El Tottenham retomará sus compromisos por la liga inglesa ante el Crystal Palace, luego de la fecha de selecciones. También, comienza a pensar en una nueva edición de la Champions League, sabiendo que compartirá grupo con el Bayern Múnich, Olympiakos y Estrella Roja de Blegrado.