Twitter oficial de la Selección Alemana

En el día de hoy, la Selección de Alemania buscará recuperarse de la dura derrota sufrida el viernes pasado (4 a 2 contra Holanda, como local) cuando visite a Irlanda del Norte, por la fecha seis de las eliminatorias para la Eurocopa 2020. El conjunto germano se ubica en la segunda colocación en el grupo C con nueve puntos, precisamente, detrás de su rival de turno, que tiene 12. De cerca, lo acecha el equipo de Ronald Koeman, a tres unidades y con un partido menos.

El entrenador del campeón del mundo en Brasil 2014, Joachim Löw, habló previo al encuentro: «Hemos jugado cuatro juegos y ganado tres de ellos. Todavía estamos muy encaminados, a pesar de algún que otro revés. Buscamos aprender de nuestros errores. Tengo fe en estos jugadores y creo que nos darán muchas razones para sonreír en los próximos meses y años. Irlanda del Norte está en la cima del grupo, pero nosotros iremos por la victoria».

En cuanto a las bajas que sufrió el plantel, el director técnico exclamó: «Ílkay Gündogan no será parte del juego de hoy, ya que tuvo que regresar a su casa por un cuadro de gripe. Nico Schulz tampoco será de la partida, así que no es una situación fácil para nosotros. Tener muchos cambios de alineación en un equipo tan joven no es una ventaja. Sin embargo, hemos decidido no llamar a nadie porque tenemos suficientes jugadores».

Respecto a los cambios obligados que deberá hacer frente a Irlanda del Norte, Löw determinó: «Las modificaciones son inevitables. Ciertamente, Kai Havertz es una opción para reemplazar a Gündogan. El arquero continuará siendo Manuel Neuer. Para relevar a Schulz tenemos dos posibilidades: Marcel Halstenberg, que estuvo jugando bien para el Leipzig, y Jonas Hector, que ya conoce nuestro sistema. Será una decisión instintiva».

Sobre lo que dejó la caída ante Holanda, el alemán aseveró: «Aprendí cosas de la derrota pasada, pero decidí no hablarlo con el grupo, porque nuestro próximo rival nos proporcionará una prueba muy diferente, especialmente en términos de tácticas. No obstante, mis ideas del último juego serán importantes de cara al futuro. Uno de nuestros problemas fue la pérdida de concentración a la hora de vernos atrapados por el adversario».

El entrenador de 59 años se imagina un enfoque táctico de Irlanda del Norte más ligado a lo defensivo. «Nuestros oponentes se establecerán más en el fondo. Ellos juegan con un solo delantero de área, por lo que nosotros deberemos plantarnos con dos zagueros centrales, no con tres. A su vez, también tienen un importante poder de ataque, al igual que Holanda. Será un rival muy físico, por lo que nuestra agresividad tiene que ser mayor», determinó.

Para finalizar, el técnico profundizó sobre sus contrincantes de hoy: «Jugamos varias veces contra Irlanda del Norte en los últimos años, incluso en Belfast. Su equipo no ha cambiado mucho, por lo que mantienen una buena química y, sin duda, se han desarrollado más. Son capaces de sostener el balón desde atrás y mantenerlo en el suelo. También, su entrenador está hace mucho tiempo, lo que hace que su sistema esté bien engrasado».