Twitter Selección de Inglaterra

Todo Kosovo estalló cuando apenas iniciado el partido ante Inglaterra en Southampton por las eliminatorias rumbo a la Eurocopa 2020, el primero en la historia de la joven selección, Valon Berisha aprovechó una desinteligencia de la defensa inglesa para poner en ventaja a los balcánicos. Pero también Kosovo estalló cuando Mergim Vojvoda marcó un insólito gol en contra para que la selección inglesa diera vuelta el partido en lo que acabó siendo una goleada del equipo dirigido por Gareth Southgate por 5 a 3.

Ya había pasado al frente el conjunto inglés después del tanto kosovar. Raheem Sterling apareció en toda su dimensión con un par de acciones individuales; primero marcó el empate a la salida de un tiro de esquina y después condujo un contragolpe para la definición certera de Harry Kane. Pero a falta de siete minutos para el cierre de la primera mitad llegó la jugada curiosa, que inició con una infracción no sancionada de Alexander-Arnold sobre un jugador de Kosovo, lo que desataría la ira del entrenador visitante.

Jadon Sancho no se dio por enterado que Aliti estaba tirado en el césped luego de la patada del defensor del Liverpool. El joven atacante del Borussia Dortmund continuó con la ofensiva ante la mirada pasiva de la defensa rival, desbordó y tiró el centro a un lugar donde no había jugadores ingleses. Pero para su beneficio, sí estaba Mergim Vojvoda, defensor de Kosovo que nunca alcanzó a reaccionar. El balón le rebotó en los pies y se metió en propia meta. Un gol en contra insólito.

Sancho completaría su primera gran noche con la camiseta inglesa con dos goles en el cierre de la primera mitad. Sí, tras arrancar perdiendo, Inglaterra le hizo cinco goles a Kosovo en el primer tiempo. Los visitantes reaccionaron en la segunda mitad con otro tanto de Berisha y una anotación de Muriqi por la vía del penal. Los ingleses también tuvieron la oportunidad de estirar ventajas desde los doce pasos, pero Harry Kane no pudo vencer las manos del arquero Muric.

Más allá de la jugada insólita de Vojvoda, el otro personaje de la jornada en Southampton fue el entrenador de Kosovo, Bernard Challandes. Ya había llamado la atención en la previa con una curiosa explicación del método que utiliza su equipo para presionar a los rivales. «Es la mentalidad de los jugadores que están en la cancha, esa es para mí la idea loca», expresó el técnico con gestos ampulosos. Esta noche, le agregó una reacción estruendosa por la falta de sanción del árbitro en el tercer gol inglés. Y continuó despotricando a la salida… ¡Hasta que vio la cámara!

Con la victoria, Inglaterra lidera el grupo A con 12 puntos en cuatro encuentros, escoltado por República Checa, con nueve, y Kosovo, con ocho. Luego del partido, los vencedores analizaron el cotejo. «Fue un partido loco. Cinco goles y estoy contento de haber hecho dos de ellos», contó con felicidad Sancho. «Solo estoy contento por haber anotado mi primer gol con la selección. Convertir significa mucho para mí», amplió el atacante del Dortmund.

Gareth Southgate destacó la reacción que tuvieron sus jugadores luego del mal inicio. «Estoy contento por la compostura que tuvimos para reponernos del error en el arranque. Atacamos de forma devastadora y usamos el balón muy bien», sostuvo, aunque también hizo hincapié en los problemas defensivos. «Tuvimos algunos errores obvios y en algunas áreas debemos mejorar. Las partes excelentes de nuestro juego fueron obvias, pero también lo fueron nuestros errores», completó el entrenador inglés.