Argentina aplastó a México

En el último encuentro amistoso de la doble fecha FIFA, la Selección Argentina tuvo una excelente actuación en el estadio Alamodome de Texas y derrotó con contundencia a México por 4-0 El equipo de Lionel Scaloni, confirmado en su cargo como entrenador albiceleste, cumplió dos partidos (empate contra Chile el jueves pasado) con buenos niveles individuales y colectivos que comienzan a consolidar una base de jugadores para el futuro.

El encuentro comenzó con el conjunto mexicano dominando la pelota desde el fondo, con la conducción de sus centrales. El objetivo era dominar en campo rival con la triangulación de sus mediocampistas. Sin embargo, el plan de Argentina era plantarse de manera firme con un muro de cinco volantes para evitar las embestidas del equipo dirigido por Gerardo Martino. Fue así que el plan de los aztecas comenzó a desarmarse.

El combinado albiceleste se encontraba mejor parado en la cancha, y fue así que los 17 minutos de la primera etapa, Lautaro Martínez tomó la pelota en tres cuartos de campo rival, esquivó a dos rivales para meterse dentro del área y definió de zurda contra el palo para poner el 1-0. El plan del equipo de Scaloni siguió siendo el mismo y así llegó el segundo gol cinco minutos más tarde con una gran intervención de Exequiel Palacios.

Un rebote hizo que le quede el balón a los pies del mediocampista de River Plate en el borde del área, y éste mostró toda su lucidez para poner un excelente pase filtrado a la carrera de Martínez que volvió a patear de zurda para poner el 2-0. La tricolor perdió el rumbo, ya que en menos de media hora todo el plan que tenían pensado se vio desarmado por varios errores defensivos. En ofensiva tampoco pesaron lo suficiente para inquietar el arco defendido por Esteban Andrada.

Para generar mayores inconvenientes al conjunto centroamericano, el árbitro marcó penal por una mano dentro del área que Leandro Paredes cambió por gol a los 33 minutos. A seis minutos de finalizar la primera etapa, Palacios recuperó en mitad de cancha y le cedió un pase profundo a Lautaro Martínez, que pudo llevarse la pelota con algo de fortuna para patear cruzado y poner el tercero en su cuenta personal y el cuarto en el tablero.

En la segunda mitad Argentina cambió su plan y comenzó a dominar la pelota en campo rival. El autor del triplete salió y en su lugar ingresó Paulo Dybala. México intentó buscar el descuento pero la solidez defensiva del combinado albiceleste. Con el paso de los minutos la intensidad del tri comenzó a bajar, y la superioridad de su rival se hizo cada vez más notoria. Incluso Scaloni se dio el lujo de hacer debutar a dos juveniles como Adolfo Gaich y Leonardo Balerdi.

Sobre el final del cotejo, el equipo de Martino se convirtió en un espectador de lujo, mientras los jugadores albicelestes mantenían la posesión de la pelota tanto en campo propio, saltando la presión, como en campo rival, buscando un gol más. Finalmente Argentina se quedó con una gran victoria ante un equipo que llevaba once partidos invicto, con el plus se haberse consagrado en la Copa de Oro hace más de un mes. La próxima fecha FIFA será en octubre, con el amistoso confirmado frente a Alemania en Dortmund.