El Manchester United se reencontró con el triunfo

Twitter oficial del Manchester United

El balón volvió a rodar en territorio inglés, luego del descanso internacional. Por la fecha cinco de la Premier League, Manchester United recibió al Leicester City con el objetivo de regresar al sendero del triunfo. Y lo consiguió. Gracias a un penal bien ejecutado por Marcus Rashford casi al principio del encuentro, el conjunto local mantuvo la diferencia durante los 90 minutos y derrotó a los ‘Foxes‘ por 1 a 0.

El equipo de Ole Gunnar Solskjaer formó con David De Gea; Aaron Wan-Bissaka, Victor Lindelöf, Harry Maguire, Ashley Young; Scott McTominay, Nemanja Matic, Andreas Pereira, Juan Mata, Daniel James; y Marcus Rashford. Por su parte, Brendan Rodgers dispuso a Kasper Schmeichel; Ricardo Pereira, Jonny Evans, Caglar Söyüncü, Ben Chilwell; Wilfred Ndidi, Demerai Gray, Youri Tielemans, Hamza Choudhury, James Maddison; y Jamie Vardy.

Después de golear al Chelsea en la primera jornada del campeonato local, el Manchester United no volvió a conocer la victoria. Dos empates fuera de casa y una derrota en Old Trafford encendieron las alarmas en el cuadro rojo, que daba la sensación de merecer más de lo que conseguía. En la vereda de enfrente, Leicester City llegaba invicto al Teatro de los Sueños, con dos igualdades (una en Stamford Bridge, ante Chelsea) y dos triunfos seguidos en las últimas fechas.

El partido arrancó con movilidad en ambas partes, lo que hacía presagiar que sería un ida y vuelta constante. Casi de movida, un tiro libre de Pereira forzó la brillante tapada de Schmeichel. Inmediatamente después, el joven Maddison recibió un pase largo, luchó contra los defensores, se metió en el área a pura fuerza y, casi de carambola, le quedó el balón para disparar a quemarropa, pero De Gea reaccionó rápido y, con la punta del pie, la envió al córner.

A los ocho minutos, Söyüncü enganchó a Rashford dentro del área y el árbitro cobró penal. El delantero, que estuvo solo en el ataque del United debido a la lesión de Martial, ejecutó el tiro y estableció el 1 a 0. A partir de allí, la intensidad del partido se fue apagando. A los 29′, Chilwell tomó un rebote en la medialuna y sacó una volea impresionante que el arquero español despejó por encima del travesaño con una gran estirada.

El conjunto local salió más activo al segundo tiempo. James y Mata podrían haber aumentado la distancia en el marcador, pero entre la falta de puntería del galés y la buena intervención del portero danés, persistía la mínima. Los de Rodgers hicieron poco en el complemento como para merecer la igualdad. Un tiro libre de Maddison y un remate de Ndidi se fueron cerca del palo, pero no incomodaron al guardameta de los ‘Diablos Rojos‘.

Llegando al final, el autor del gol, Rashford, reventó el palo y Pereira atacó la portería rival sin generar demasiado peligro. Daniel James se fue reemplazado y no pudo alcanzar el récord de Solskjaer (anotar en sus primeros tres partidos en Old Trafford). De esta forma, el Manchester United se reencontró con la victoria y se prepara para debutar en la Europa League, frente al Astana de Kazajistán. Por Premier, en la próxima jornada, visitará al West Ham, mientra que el Leicester recibirá al Tottenham.