Liverpool es una máquina y suma una temible racha de partidos ganados consecutivamente

Fuente: Twitter oficial de Liverpool.

El elenco inglés sigue consolidándose como el mejor equipo del mundo en esta temporada, lo cual se demuestra semana tras semana. Liverpool consiguió una nueva victoria este sábado, cuando enfrentaron a Newcastle y se quedaron con un 3 a 1 a su favor. Los de Jürgen Klopp comenzaron la temporada al rojo vivo, haciéndole honor a sus colores, y sumaron su cuarto triunfo en los cuatro partidos disputados por la Premier League.

El lateral zurdo Willems, con un gran disparo de derecha, batió Adrián San Miguel en el séptimo minuto de juego para adelantar a los visitantes. Klopp sacó a relucir su magia como entrenador nuevamente y pudo dar vuelta el resultado en un enorme partido de su equipo. La actitud, dinámica, presión constante, contundencia en ataque, efectividad en los pases y decenas de otras cualidades de sus jugadores fueron las que los dejaron por encima en el marcador.

Luego de su gran paso por el fútbol alemán, el director técnico de los «Reds» dejó en el banco de suplentes a Firmino y Henderson, con la idea de darles descanso y cambiar. «Necesitamos rotar, hay que pensar en toda la temporada», dijo el alemán antes del encuentro, lo que le dio resultado. El Liverpool tuvo dificultades para penetrar en el 5-4-1 de los visitantes, que ya habían sorprendido al Tottenham ganando por la mínima diferencia en Londres.

No obstante, más allá del golpe tempranero del Newcastle en el tanteador, a los veintiocho apareció Sadio Mané para emparejar las cosas. El de Senegal marcó desde la parte izquierda del área, no dejando opciones a Dubravka. Pocos minutos después apareció la mala noticia para Klopp, ya que terminaría cambiando a Origi, lesionado en el tobillo izquierdo. El auto del cuarto gol ante Barcelona tuvo que marcharse, entrando Firmino para ocupar el puesto del belga y haciendo lo suyo en el equipo.

Poco tiempo en cancha fue lo que necesitó el brasileño, ya que sólo tres minutos después de saltar al campo, aprovechó una pérdida de balón de Atsu para asistir a Mané que, nuevamente, anotó e hizo pasar al frente a Liverpool. El senegalés sigue con un rendimiento fantástico, por lo que lleva dieciocho goles en la Premier 2019, los mismos que Agüero. Además, concretó más que ningún otro jugador, siendo veinte dianas en sus últimas veintiún titularidades en Anfield.

En el segundo tiempo, Krafth estuvo a punto de empatar para el Newcastle, pero fue lo único que pudieron hacer los visitantes. A poco más de quince minutos para el cierre, el pase de Firmino y, una muy buena acción ofensiva, dejó que el egipcio Salah sentenciara la contienda. El mismo cuenta con los últimos cincuenta partidos con el Liverpool en Anfield, donde marcó treinta y seis goles y dio catorce asistencias.

La impresionante racha del Liverpool

Los campeones de la última edición de la UEFA Champions League llegaron a los catorce triunfos consecutivos en Premier League, un récord histórico para los «Reds«. La racha más grande de victorias consecutivas es del Manchester City en 2017, donde consiguieron dieciocho seguidas. Liverpool no pierde en Anfield hace cuarenta y tres partidos y el Newcastle no gana en este estadio desde 1994, cosa que aún persiste.