Fuente: Real Madrid

El Real Madrid obtuvo la victoria en el Santiago Bernabéu ante Levante por la fecha 4 de LaLiga. El equipo merengue logró imponer una gran superioridad durante casi todo el partido, pero el rival logró entonarse para el final del encuentro, haciendo sufrir a los locales sobre el final del encuentro. Los de la capital española suman su segunda victoria en la temporada por el torneo local.

Gran dominio

El partido en la capital española inició con una supremacía más que evidente para el conjunto local. Hizo falta de 25 minutos para que el equipo blanco abriera el marcador, cuando Dani Carvajal tiró el centro desde el costado derecho del terreno de juego, para que Karim Benzema definiera de cabeza al primer poste para poner el primer gol del partido, que remarcó el dominio del equipo local.

El segundo tanto del encuentro llegó tan solo 6 minutos más tarde, cuando un destacado James Rodríguez puso un pase entre líneas, nuevamente para Benzema. El delantero francés venció en el mano a mano contra el guardameta rival, empujando el balón directamente a las redes para poner a ganar al Real Madrid por diferencia de 2-0. El volante colombiano fue ovacionado durante todo el encuentro por la fanaticada del Bernabéu.

Ya para el minuto 40′, el conjunto merengue marcaba el tercer gol del partido, para cerrar un primer tiempo que proyectaba una abultada goleada para el final de los 90 minutos. El tanto llegó producto de un gran contragolpe comandado por Vinicius Jr. El extremo brasilño puso un pase al centro del área desde el costado derecho, donde llegaba Casemiro para definir al arco.

Caída de rendimiento en la segunda mitad

El segundo tiempo inició con la misma intensidad de los primeros minutos. El conjunto blanco ejercía una gran presión sobre el Levante, llegando a complicarlos en distintas oportunidaes. El guardameta de los visitantes, Aitor Fernández se convirtió en figura al salvar a su equipo en varias ocasiones. No obstante, el equipo dirigido por Zinedine Zidane se vino abajo con el pasar de los minutos.

Las cosas se complicaron para el conjunto merengue en el transcurso del segundo tiempo. Borja Mayoral anotó el tanto del descuento al minuto 49′ para cumplir con la ‘Ley del ex’, marcando en el estadio madridista sin celebrar. Al minuto 75′ Gonzalo Melero anotó el segundo tanto para el equipo visitante, convirtiendo un partido que parecía sencillo para los merengues a un encuentro de alta tensión en los instantes finales.

La presión de los dos goles de Levante parece haber afectado a los de Zidane, quienes empezaron a errar pases y a perder la posesión de la pelota, dando oportunidad al contrario de amenazar constantemente contra su arco. La caída de rendimiento del equipo merengue no fue bien recibido por la fanaticada, quienes silbaron al equipo en su propio estadio. El reloj fue el que salvó al Real Madrid, quienes lograron aguantar la ventaja hasta el final.