The Best: el húngaro que le ganó a Messi, el mensaje de Bielsa y la madre que relata los partidos a su hijo ciego

Fuente: Twitter FIFA

La gala de The Best celebra lo mejor del fútbol mundial para la FIFA. En Milán desfilaron las estrellas y se consagraron los mejores de la temporada en diferentes categorías. Si bien las fotos se van con Lionel Messi y la elección del mejor jugador del mundo, hay otros premios que también llaman la atención: el húngaro que le ganó a Messi, el mensaje de Marcelo Bielsa y la madre que le relata los partidos a su hijo ciego.

Daniel Zsori más que Messi

Daniel Zsori es un desconocido en el mundo del fútbol, pero a sus 18 años ya puede alardear de haber vencido a Lionel Messi. El joven húngaro le marcó un golazo de chilena al Ferencvaros con la camiseta del Debrecen, en un partido de la liga de su país. Así, se quedó con el premio Puskas al mejor gol de la temporada, por encima del de Messi a Betis y el del colombiano Juan Fernando Quintero a Racing.

La mejor hincha del mundo

Silvia Greco ganó el premio a la fanática del año por su trabajo como relatora. Sí, como relatora de su hijo ciego, Nicholas. La madre presenciaba los partidos de Palmeiras con su hijo y una radio de compañía, pero pronto descubrió que describiendo ella misma las jugadas que veía en la cancha al oído de su hijo podía generar en él sensaciones similares a las de los demás hinchas que pueden ver el partido.

«Estamos aquí representando a todos los hinchas de Brasil. Estamos representando a todos los fanáticos del mundo. A todos aquellos que hinchas por las personas con discapacidad. El fútbol es el deporte que transforma la vida de las personas. Es amor, es educación. Y el simple gesto de relatar los partidos para mi hijo me permitió compartir esta historia. La persona con discapacidad existe y merece ser amada, respetada e incluida», expresó Greco.

Bielsa y su particular mensaje

Marcelo Bielsa no estuvo presente en la gala de The Best, pero ganó un premio. Se llevó la distinción al fair play por haber instado a sus jugadores a marcar un gol en contra después de que su equipo, el Leeds United, había anotado un gol con el equipo rival distraído, ya que un compañero estaba tirado en el césped pidiendo atención médica. El capitán del equipo, Liam Cooper, y el asistente Benoit Delaval recibieron el premio y transmitieron el mensaje de Bielsa en su ausencia.

Bielsa agradeció a la FIFA y «a los fanáticos que no cuestionaron mi actitud y aceptaron mi particular interpretación de la diferencia entre algo que es legal y algo que es justo. Bielsa manifestó que «lo más difícil no es hacer lo correcto o incorrecto, sino aceptar las consecuencias de hacer lo que corresponde. Lo más importante es saber cómo nos vamos a sentir y cómo miraremos en el futuro nuestro comportamiento».

El entrenador afirmó que la educación estuvo en el centro de su decisión y por eso eligió «mencionar a mi madre, que siempre supo lo que estaba bien y lo que estaba mal». También agradeció a Newells, «el club donde pasé 20 años y donde aprendí a vivir el fútbol en una forma particular». Bielsa cerró su discurso explicando por qué aceptó el premio. «El fútbol, por su impacto, a veces opera en la moral de la sociedad. Este premio reconoce el mismo comportamiento que anónimamente se vive día a día».