Belotti agrava la crisis del Milan

Fuente: Twitter Torino

El Milan no reacciona. Después de haber recibido un golpe duro en el clásico ante Inter, el equipo dirigido por Marco Giampaolo volvió a caer, esta vez ante Torino. Todo había arrancado bien para el conjunto rossonero, que se puso en ventaja con un gol de Piatek y parecía encaminarse al triunfo. Pero dos goles de Andrea Belotti en los últimos 20 minutos le dieron el triunfo al equipo de Turín.

El polaco Krzysztof Piotek marcó el primer gol del partido a los 18 minutos del primer tiempo. Fue por la vía del penal, la misma en la que convirtió su otro gol en el campeonato, en el triunfo 1 a 0 ante Hellas Verona por la tercera jornada. El Milan ya se había recuperado de la derrota en el debut frente a Udinese con una victoria por la mínima contra Brescia con gol de Calhanoglu. Pero la derrota en el clásico ante Inter le puso un freno al despegue del equipo. Y hoy se acentuó.

La visita parecía tener controlado el partido, ya que Torino no inquietaba el arco de Donnarumma. Pero a falta de 20 minutos para el final del partido, una jugada en la que se reclamó falta sobre Calhanoglu en el inicio terminó en contraataque de los locales y gol de Belotti, que le venció las manos a una floja reacción del arquero del Milan. Todo el banco rossonero le protestó al árbitro Marco Guida, que expulsó a Pepe Reina, el arquero suplente. Ni el árbitro ni el VAR cambiaron la decisión, que selló el empate parcial.

Pero la inercia se llevó puesta al equipo visitante. En menos de cinco minutos se dio otra jugada similar. Belotti atacó por el centro, habilitó a Simone Zaza, que definió ante Donnarumma; el arquero dio un rebote hacia el centro, a pedir de la llegada del centrodelantero, que falló en el control inicial, pero resolvió de forma magnífica e improvisada: con la pelota en el aire, concretó una chilena espléndida para acertar al arco libre y poner el gol de la victoria.

Es cierto que lo pudo empatar el Milan. Primero Kessie perdió un gol insólito frente al arco de Sirigu. Después fue el arquero el que respondió de forma magnífica ante un cabezazo de Piatek a escasos centímetros de su humanidad. El polaco se agarró la cabeza incrédulo, porque al Milan se le escapó un partido que tenía dominado. Y suma otra derrota, la tercera en cinco jornadas, que agrava su crisis.

La palabra del goleador

Andrea Belotti fue la figura de la victoria de Torino, que alcanzó la línea del Nápoli en la cuarta posición, con nueve puntos. El goleador celebró la reacción del equipo después de un primer tiempo flojo. «En la primera mitad nos bailaron, así que cuando volvimos al vestuario nos miramos a la cara y nos dijimos que no podíamos seguir así. El segundo tiempo fue diferente, salimos con otra carga. Veníamos de dos derrotas seguidas y no podíamos sufrir una tercera».

El capitán entiende que el equipo debe aprender de este triunfo. «Tenemos que mejorar mucho y comprender nuestros errores. En la primera mitad salimos al campo de una manera y en el segundo tiempo de otra. Debemos entender cómo evitarlo, quizás teníamos el enfoque equivocado», indicó el goleador, que no se emociona con la cuarta posición del equipo en el campeonato. «Esto recién arranca, no tiene mucho sentido mirar la tabla. Tenemos que trabajar».