Ribéry no envejece: «En el campo de juego soy joven»

Fuente: Twitter Fiorentina

Franck Ribéry vive una segunda juventud en Fiorentina. Después de una vida con la camiseta del Bayern Münich, la decisión del francés de recalar en el equipo italiano parecía ubicarlo ya en una especie de jubilación, pero se ha encargado de demostrar que está más vigente que nunca. Ribéry fue la gran figura en la victoria de la Fiore contra el Milan en San Siro y se fue ovacionado por los hinchas locales.

«¿Viejo yo?», se pregunta Ribéry después del triunfo 3 a 1 en casa del Milan, donde el francés fue figura con un golazo para sellar la victoria de su equipo. El delantero subcampeón del mundo en 2006 tendrá 36 años, pero adentro de la cancha está más fresco que cualquiera. «Seré viejo, pero dentro del campo de juego soy joven», dice Franck, que sintetiza su pasión por el deporte que ama. «El fútbol es mi vida».

Muchos pensaron que la elección del club por parte de Ribéry era una señal de que ya no estaba deseoso de afrontar desafíos. Todo lo contrario. «Siempre tengo hambre», suelta como un puño el francés, que está disfrutando de la experiencia en Fiorentina. «Es muy bello jugar en un equipo conformado por tantos jóvenes». Uno de ellos es Federico Chiesa, que apunta a ser el socio ideal del francés. «Siempre hablo con él», dice Ribéry. «Cuando juega como hoy es muy importante para el equipo».

El Milan está pasando un mal momento, con tres derrotas al hilo y a un punto de la zona de descenso. Por ese panorama, pero también como reconocimiento a su trayectoria, el público rossonero aplaudió a Ribéry cuando se fue reemplazado. «Cuando se juega en este estadio es siempre muy especial», dice el francés sobre San Siro. «Es un momento difícil para los hinchas del Milan, pero nosotros estamos contentos por el partido que hicimos».

Montella, a los pies de Ribéry

Vincenzo Montella puede estar tranquilo. Además de una de las promesas del fútbol italiano como Federicho Chiesa, tiene en su plantel a un jugador notable como Franck Ribéry. Juntos conforman una dupla explosiva que hizo estallar a la defensa del rossonero. El exentrenador del Milan se rinde ante la jerarquía del francés. «Franck ha tenido un partido increíble», dijo Montella en la conferencia de prensa posterior a la victoria.

Para el entrenador, los 36 años de Ribéry no importan. «Quizás no sea el jugador de hace cinco o seis años, pero sigue siendo decisivo. Los campeones siempre lo son, independientemente de la edad», expresó Montella, que se esperaba la ovación que le dio el público local a su jugador. «Lo cambié al final por eso», explicó el técnico. «San Siro ha visto tantos campeones. Yo que soy milanista lo sé bien. Así que ver a todos de pie y dándole una ovación fue hermoso».

Montella valoró, es obvio, el triunfo de su equipo. Pero también reconoció que «no fue el partido perfecto, ya que después del 3 a 0 cometimos algunos errores». El entrenador encontró efectividad con la dupla de ataque conformada por Ribéry y Chiesa, pero no se estanca en una sola alternativa. «Esta formación con los dos arriba y un central más nos da garantías, pero eso no significa que siempre jugaremos igual».