Giampaolo respira con el triunfo del Milan

Fuente: Twitter Milan

El Milan puede respirar. Y Marco Giampaolo también. El conjunto Rossonero derrotó 2 a 1 a Genoa en condición de visitante y sumó un valioso triunfo tras tres partidos perdidos de forma consecutiva. Si bien se mantiene lejos en la lucha por el campeonato, con los tres puntos Milan puede tomar algo de aire; más que nada su entrenador, que había quedado en la cuerda floja después de la dura derrota en San Siro contra Fiorentina.

El partido no fue nada sencillo para el conjunto milanés. Arrancó perdiendo con un gol de Schone y recién lo pudo dar vuelta en la segunda mitad con una soberbia actuación de Lucas Paquetá y Rafael Leao. «Sería poco generoso con los demás», señaló el técnico Giampaolo respecto a asignarle buena parte del mérito en el triunfo de su equipo a la intervención de los dos brasileños en la segunda parte.

«Era tanta la presión que estábamos bajo el agua al finalizar el primer tiempo», aseguró Giampaolo. Genoa se fue al descanso en ventaja, pero Milan lo dio vuelta en el inicio del segundo tiempo con goles de Theo Hernández y Kessie. «Desde el punto de vista del temperamento hicimos el mejor partido en mucho tiempo. Pero debemos ser más lúcidos y practicar un fútbol más libre», completó siempre autocrítico el entrenador del Milan.

Más allá de dar vuelta el partido y que el rival tuviera dos jugadores menos, el encuentro se complicó sobremanera para Milan en el cierre. Primero se fue expulsado Calabria y en tiempo adicionado lo mismo ocurrió con Samu Castillejo, en una situación que derivó en un polémico penal para el equipo local. Al borde de volver a padecer otra frustración, Pepe Reina fue el salvador al contener el remate del danés Schone para sellar así el triunfo del Rossonero.

«Soy bastante frío durante los partidos», sostiene Giampaolo, que confiaba a pleno por el arquero que puso como titular en reemplazo de Donnarumma. «No creo que haya sido falta, pero Reina tiene mucha personalidad y confiaba en él. Por suerte se pudo redimir al atajar el penal», señaló el entrenador; el español fue héroe en el final, pero antes había sido villano al cometer un error en el gol del Genoa. Pero fue victoria. Y algo de aire para el Milan y Giampaolo.