De Ligt: «Después del partido contra el Atlético me dije: este no soy yo»

Fuente: Instagram Matthijs De Ligt

Juventus decidió apostar fuerte en el último mercado de pases para reforzar su plantilla y la gran figura que incorporó fue el defensor Matthijs De Ligt. Sin embargo, el holandés por el que pagaron más de 70 millones de euros no comenzó su periodo con la vicchia signora de buena manera, debido al proceso de adaptación lógico que tiene cualquier jugador. Hoy en día está comenzando a demostrar su valía que lo llevó a ser uno de los futbolistas más valorados de los últimos tiempos.

En una entrevista, el jugador explicó cual fue el quiebre para levantar su nivel. «Después del partido contra el Atlético en la Liga de Campeones, me dije: este no es el jugador que soy. Después de eso comencé a jugar con más confianza y desde entonces la línea ascendente ha comenzado. El precio que pagaron fue una presión. Era una gran compra y no quería cometer errores. Pero no deberías pensar así, nunca he jugado con ese pensamiento», afirmó.

En la misma postura, aseguró que se siente mucho mejor para la próxima doble fecha FIFA con la Selección holandesa. «Soy diferente con respecto al período internacional anterior. Después del partido contra Estonia, creo que jugué seis partidos, cinco de los cuales fueron buenos o muy buenos. Puedo decir que estoy más acostumbrado, pero aún tengo que mejorar», explicó. Con tan solo 20 años el central ya tiene mucha experiencia, aunque claro, sigue buscando su mejor versión.

Por otra parte analizó lo que fue el último encuentro de la Serie A frente a Inter, donde la Juve se quedó con el triunfo y se subió a la punta. «El partido fue una batalla, una lucha de alta intensidad. Las línea para las críticas es muy delgada si lo haces bien o mal, desgraciadamente esa es la vida de un defensor. Este tipo de partidos contra el Inter son fantásticos para medirse las fuerzas, no algo que vivas todas las semanas. Trato de aprender de mis errores», aseveró.

Así mismo, comentó la jugada que derivó en un penal a favor del neroazurro por una mano suya en el área. «Lo he visto desde un ángulo en el que no toco la pelota en absoluto. Está distorsionada y es justo lo que obtiene el árbitro. No sentí la pelota en mi brazo, sentí que me golpeó el costado. Por eso pedí el VAR, pero el árbitro decidió lo contrario. Tras esto no queda otra opción que cambiar el chip», cerró. Ahora se centrará en los partidos con su selección, que buscará sellar la clasificación a la próxima Eurocopa.