Cerezo contra el VAR

Fuente: Atlético de Madrid

En las últimas semanas se desató la polémica en el fútbol español por el accionar del VAR en diferentes partidos. Hay muchas quejas por parte de los jugadores y clubes, que en más de una ocasión consideraron que fueron perjudicados por acción u omisión de los árbitros que analizan las acciones a través de las cámaras. Es por eso que el mandatario de Atlético Madrid, Enrique Cerezo, dio su opinión como uno de los dirigentes más importantes de España.

«Yo lo dije desde el primer día, el VAR no me gusta porque le quita la emoción al fútbol. Antes teníamos un problema para mucha gente que era el árbitro y ahora tenemos dos que son el árbitro y el VAR, y probablemente tengamos un tercero que sean los operadores del VAR. Pero bueno, si la gente quiere el VAR, todos encantados con el VAR. Yo no tengo ningún problema», comentó el presidente colchonero en un evento donde fue premiado.

Luego continuó: «No me gusta el VAR porque no me parece justo y porque desprestigia al árbitro que está arbitrando. El VAR ya lo tuvimos con las moviolas y en esa época lo que valía era lo que decía el árbitro. Si el VAR fuera un sistema exacto y concreto y que cuando hay un fuera de juego saliese una línea roja y que se viera que es fuera de juego me parecería perfecto, pero no es así», remarcó nuevamente, dejando en claro que no está a favor del uso de la tecnología.

Por otra parte se refirió al andar de su equipo. «En La Liga vamos muy bien, terceros a tres puntos del líder y creo que vamos fenomenalmente bien. Creo que no tenemos ningún problema. Fíjate que estamos los terceros sin marcar goles, imagínate si marcásemos goles, nos hubiésemos salido. Sin goles vamos los terceros, si hubiésemos metido más iríamos primeros con buena ventaja sobre el segundo», destacó mostrándose conforme por lo que viene mostrando el plantel comandado por Simeone.

Por último tuvo palabras más que afectuosas con Antoine Griezmann. «Griezmann es un magnífico jugador. Es amigo mío y deseo que los directivos y los aficionados del Barcelona le traten igual que lo hicimos en el Atlético Madrid y que sea un tío feliz», cerró. El último mercado de pases el francés se marchó rumbo al club catalán envuelto en una gran polémica, ya que los directivos colchoneros aseguraron que el jugador llegó a un acuerdo antes del periodo indicado.