Malcom no tiene paz

Fuente: Zenit

Malcom fichó hace poco más de un año por Barcelona como una de las grandes promesas del brasileñas tras haber demostrado un gran nivel en el Bordeaux de Francia. Sin embargo no colmó con las expectativas y es por eso que el atacante decidió salir y fue vendido al Zenit de San Petersburgo a cambio de 40 millones de euros. Se esperaba que su nivel fuera superlativo en Rusia, Sin embargo una seguidilla de lesiones no lo dejaron jugar con normalidad.

Teniendo en cuenta esta situación, el jugador decidió aclarar hace algunos días el proceso que estaba viviendo. «Tengo una lesión muy delicada y sensible. Parece que duele uno o dos días y luego no siento dolor, pero cuando chuto con un poco más de fuerza me vuelve a doler. Tengo que hacer mucho gimnasio para fortalecerme», explicó el brasileño. Sin embargo el problema no se pudo solucionar con una rehabilitación normal.

«Los hinchas del club no se deben preocupar. Mi recuperación va a ser muy rápida y volveré a jugar lo más pronto posible para dar alegrías a nuestra afición», había enunciado, algo que finalmente no ocurrió. En las últimas horas el jugador debió ser intervenido quirúrgicamente para solucionar el inconveniente que viene arrastrando hace varios meses y que no lo dejó jugar más que dos partidos en lo que va del semestre, algo realmente duro para él.

De hecho, sumando la cantidad de minutos no disputó ni si quiera 90 minutos. En su debut frente a Krasnodar estuvo en cancha 18 minutos, mientras que el último 10 de agosto ante el Dinamo Moscú estuvo un tiempo completo, sentenciando un total de poco más de una hora con la camiseta del conjunto ruso. Ahora deberá esperar hasta el año que viene para volver a estar disponible si todo marcha de acuerdo a los parámetros normales de recuperación.

«Tengo muchas ganas de vencer muchas cosas aquí. Cuando vuelva, voy a dar mi máximo como siempre. Quiero jugar en la Champions con el Zenit. Siento un gran respaldo y apoyo por parte de la directiva y de mis compañeros. Aquí me cuidan mucho», sentenció el jugador. Ahora deberá curarse de la mejor manera para poder demostrar todo su potencial, lo que en algún momento lo llevó a vestir la camiseta de uno de los equipos más importantes del mundo.