Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

El entrenador de Bulgaria criticó a Inglaterra por las acusaciones de racismo

Krasimir Balakov se quejó de las acusaciones que pesan sobre su país en materia de racismo en la previa del partido contra Inglaterra.

Fuente: Twitter Selección de Bulgaria

Bulgaria e Inglaterra se enfrentarán este lunes en un partido que para los ingleses puede significar la clasificación a la próxima Eurocopa en caso de obtener una victoria fuera de casa. En la previa del encuentro, el debate pasó más por lo externo que por el juego. Acusaciones de racismo contra los búlgaros generaron las críticas del entrenador del seleccionado local, que le atribuyó a los ingleses la responsabilidad en el desarrollo del conflicto.

«Creo que no tenemos un problema», expresó el técnico Krasimir Balakov cuando fue cuestionado por las acusaciones de racismo en la conferencia de prensa previa al partido. El seleccionador derivó la mirada del problema en los propios ingleses. «En el campeonato búlgaro tenemos jugadores de diferentes etnias y color de piel. Creo que no tenemos ese problema como sí creo que lo tiene Inglaterra», señaló Balakov.

El entrenador amplió su mirada sobre el tema y explicó por qué apuntó a los ingleses. «Lo que quiero decir es que en el campeonato de Bulgaria no hemos tenido incidentes como sí en varios niveles del fútbol inglés en relación al racismo, que calculo es algo normal teniendo en cuenta que es un país grande con una población numerosa. Pero no tenemos ese problema en Bulgaria, eso se los puedo asegurar».

El estadio nacional Vasil Levski tendrá 5000 asientos vacíos en el partido entre Bulgaria e Inglaterra. Ese fue el castigo impuesto por la UEFA a la federación búlgara por actos racistas de sus hinchas en los partidos contra Kosovo y la República Checa. El presidente de la federación, Borislav Mihaylov, protestó aduciendo estigmatización y apuntó contra los jugadores ingleses por anunciar en redes sociales que abandonarían el estadio de ocurrir actos de racismo.

El racismo es un problema creciente en el fútbol europeo y algunos jugadores como Raheem Sterling han liderado las manifestaciones públicas en contra de la discriminación. Más allá de las críticas de los búlgaros, el propio entrenador de Inglaterra, Gareth Southgate, hizo hincapié en que su propio país «tiene tantos problemas a resolver como cualquier otra nación», e instó a todos a dejar el hacha de guerra y hablar del juego.

También te puede interesar