Fuente: Twitter Rooney

Wayne Rooney es uno de los jugadores que engalanó la liga estadounidense de fútbol en los últimos años. Como muchas otras estrellas, el inglés optó por arribar en la parte final de su carrera a una liga menos competitiva, pero con un mercado interesante. Sin embargo, su estancia en Estados Unidos llegó a su fin este fin de semana. Su equipo, DC United, quedó eliminado de la postemporada y Rooney volverá a Inglaterra para ser jugador y técnico en Derby County.

Rooney llegó a Washington procedente de su club de origen, Everton, a mediados de 2018. En un año y medio lideró de buena manera a su equipo, pero no pudo ser decisivo en la postemporada. En dos ocasiones quedó afuera en semifinales de conferencia, y la de este sábado fue fea; tras empatar en el final del partido contra Toronto para ir a tiempo extra, el equipo con sede en Canadá anotó cuatro goles en el primer tiempo suplementario para liquidar el encuentro y avanzar de fase.

La nueva aventura del exjugador de Manchester United es una particular. A los 33 años, Rooney firmó por 18 meses con Derby County, club de la segunda división inglesa. Pero no solo se dedicará a jugar, sino también a dirigir. «Estoy seguro de que puedo hacer una buena contribución», dijo el inglés, que dio como razón principal para el regreso la cercanía con la familia. «Fue una decisión difícil, pero la familia es lo más importante y queríamos estar cerca».

«Estoy emocionado por la oportunidad que me da Derby County», aseguró Rooney, que además de jugar será a partir de enero el entrenador del primer equipo, aunque su rol principal seguirá siendo el de jugador. «Estoy ansioso por empezar a trabajar con el mánager Philip Cocu y su equipo, y estoy emocionado por comenzar con mi carrera de entrenador, tanto del primer equipo como de la academia», remarcó Wayne.

Rooney ya había develado sus planes de convertirse en entrenador antes de finalizar su carrera en la MLS. Durante el último Juego de las Estrellas, dijo que «es algo en lo que quiero involucrarme», aunque también aclaro que es «todavía un jugador y quiero seguir jugando». Rooney dice adiós a la MLS y empieza a despedirse de a poco de su carrera como jugar para hacer la transición hacia la dirección técnica. Por ahora, desde 2020, hará ambas cosas a la vez.