Giggs se decidió entre Cristiano Ronaldo y Lionel Messi

Fuente: Manchester United

El seleccionador de Gales, Ryan Giggs concedió una entrevista en la que se refirió a los mejores jugadores de la actualidad. El exjugador se planteó la eterna incógnita respecto al mejor del mundo entre Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, tomando posición en el tema. Si bien parecía que tras su convivencia ene el Manchester United eligiría al portugués, consideró que Messi es el mejor del mundo.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi

El galés afirmó su deseo de decantarse por Cristiano Ronlado, pero el exjugador no se detuvo en elogios para el argentino. «Elegir entre uno u otro es muy difícil. Me gustaría decir Cristiano porque obviamente jugué con él y vi su evolución como futbolista, pero Messi es un genio. Es un jugador que solo ves una vez en la vida, es tan simple como eso. Es muy difícil de elegir y yo querría decir Cristiano, pero no hay comparación».

Bale

El entrenador fue cuestionado por la actualidad de Gareth Bale en el Real Madrid. Giggs se mostró sorprendido por la cantidad de dudas que surgen en torno al ‘Tren de Cardiff’, dado su gran talento y todo lo que ha conseguido desde su llegada al conjunto merengue. «Es muy raro. Desde fuera parece muy extraño por la calidad que Bale tiene y por lo que ha conseguido ganando cuatro Champions«.

«Además es que fue importante en estos títulos. Fue muy extraño lo que sucedió en verano porque yo le entreno con Gales. Para mí es mi capitán, lidera a la selección con ejemplo, es un gran profesional y un jugador con gran talento. Es un jugador que puede cambiar cualquier partido» agregó el exjugador del Manchester United en relación al fichaje fallido de Bale al fútbol chino.

Grandes jugadores de su generación

El seleccionador de Gales recordó a los mejores jugadores a lo que enfrentó en su etapa como jugador. «Al principio de mi carrera coincidí con Ferrer en el Barcelona y también jugué varias veces contra Puyol. En el Real Madrid siempre me tocaba jugar contra Salgado. Eran jugadores muy difíciles de superar porque defensivamente eran fuertes y también les gustaba atacar, sobre todo a Salgado. Nunca se cansaba, nunca daba un minuto de tregua».