Sergio Busquets entra en la historia del Barcelona

Fuente: Twitter Barcelona

Sergio Busquets pude ufanarse de haber ganado en su carrera todo lo que pueda soñar un jugador de fútbol. Ha sido campeón de liga, de copa nacional y de la Champions League con el Barcelona, además de ganar el Mundial de Clubes. Y con la selección española se dio el lujo de ganar el Mundial en Sudáfrica 2010 y también la Eurocopa. Ahora, Busquets puede decir también que entra en la historia de Barcelona al quedar como uno de los cinco jugadores con mayor cantidad de presencias en el club.

El partido

Curiosamente, Busquets salió desde el banco en el partido contra Celta y pudo ingresar por la lesión de Nelson Semedo a los 22 minutos del primer tiempo. Fue justo antes del gol de Messi de penal, que abrió la victoria del equipo catalán. Después llegó el empate parcial de Lucas Olaza y el primer gol de tiro libre de Messi antes del final del primer tiempo. El argentino marcó un gol idéntico a balón parado en la segunda mitad y Busquets selló el 4 a 1 final en su noche récord con un gol para celebrar.

El récord

Sergio Busquets sumó esta noche su partido número 550 con la camiseta del Barcelona y así ingresó en el top 5 de los jugadores con mayor cantidad de encuentros disputados en el conjunto culé. Sergio superó a Migueli, que queda sexto con 549, y ahora solo tiene por delante a Carles Puyol (593), Andrés Iniesta (674), Lionel Messi (698) y Xavi Hernández, que lidera el ranking histórico con 767 partidos jugados con la camiseta blaugrana.

«Estamos en el mejor equipo del mundo»

Barcelona se recuperó tras una semana difícil, con una derrota liguera y un empate por Champions, así que el Busquets valora el triunfo. «Sabemos dónde estamos y que si no ganamos se van a crear dudas. Y más si no estamos jugando de la mejor manera. Esto es fútbol. Estamos en el mejor equipo del mundo y la presión es constante. Aquí ganas 6 partidos seguidos y vas lanzado y pierdes uno y empatas otro y ya estás en crisis. Pero la idea sigue siendo la misma».

Sobre el partido en sí, Sergio vio que tras un mal comienzo, «poco a poco fuimos mejorando. Es verdad que cuando te presionan mano a mano te obligan a no tener mucho el balón pero los goles nos han ayudado a mejorar y el penalti les dejó con dudas por su situación». El mediocampista alabó finalmente a Leo Messi, la gran figura de la noche con un triplete y dos goles de tiro libre. «Está claro que tener al mejor jugador del mundo y al mejor lanzador de faltas del mundo nos da una ventaja. Poco a poco ha ido mejorando muchísimo desde que empezó, y mira que es difícil hacerlo mejor. Es una ventaja y ojalá las siga metiendo».