Sevilla se quedó con el derbi y se puso a un punto de los líderes

Foto: Twitter oficial del Sevilla.

En el último partido de la fecha 13 de LaLiga, el Sevilla venció como visitante al Betis por 2 a 1, alcanzó los 24 puntos y se puso a uno de Barcelona y Real Madrid, los punteros. Lucas Ocampos y Luuk De Jong marcaron para los de Julen Lopetegui, mientras que Loren Morón había puesto el empate transitorio. El conjunto local sigue sin ganar y no puede despegar de la zona de abajo.

Formaciones

Rubi puso en cancha a Joel Robles; Aissa Mandi, Zouhair Feddal, Sidnei; Emerson, Andrés Guardado, Sergio Canales, Álex Moreno, Marc Bartra; Nabir Fekir y Loren Morón. Mientras que Lopetegui seleccionó a Tomás Vaclik; Jesús Navas, Jules Koundé, Diego Carlos, Sergio Reguilón; Éver Banega, Fernando, Óliver Torres; Lucas Ocampos, Luuk De Jong y Nolito.

El partido

Fue un primer tiempo muy peleado entre ambos equipos, avalando la teoría de que en los clásicos son partidos así, sin importar los momentos que vienen atravesando. La visita se iba a poner en ventaja a los 13 minutos: tras una pelota parada, Ocampos tomó el rebote en el área y remató ante un Joel Robles que se encontraba muy tapado por la cantidad de jugadores que había.

A partir de allí, el Betis se vio obligado a buscar el empate ante su gente y lo iba a conseguir sobre el final. Fekir mandó un centro hacia Emerson que no pudo conectar bien y en el rebote apareció Morón para desatar una locura en el estadio Benito Villamarín. Incluso, el local se pudo haber ido ganando al vestuario con un disparo de Moreno que fue bien contenido por Vaclik. Con este empate en uno se fueron al descanso.

Ya en el complemento, el Sevilla otra vez se iba a poner en ventaja luego de que Banega metiera un gran pase entre líneas a De Jong que definió excelente en la parte superior del arco. El local siguió insistiendo para igual el resultado pero pese al buen partido que redondeó, se quedó sin nada y está a cuatro puntos de la zona del descenso. Por el contrario, los de Lopetegui llegaron al cuarto puesto y prometen dar pelea por LaLiga.