Pelé habló de su salud actual: «Siento como si Dios me estuviera pidiendo la cuenta»

Fuente: Twitter oficial de CBF.

El astro y leyenda del fútbol mundial, Pelé, en una entrevista con Gazzetta dello Sport, dio detalles sobre la situación actual de su salud, por lo que preocupó a varios en el fútbol. Más allá de asegurar que se siente bien en el presente, también destacó que pesan algunas dolencias. Además, también comentó cuál fue el mejor defensor a quien se enfrentó en su carrera y que le hubiera gustado competir con Cristiano Ronaldo y Leo Messi en la misma época de este deporte.

Claro está que el extraordinario delantero brasileño es considerado uno los mejores jugadores de todos los tiempos, quien en abril de este año estuvo varios días internado en París. A causa de una descompensación, el mismo tuvo que ser intervenido de inmediato. Es por eso que dio detalles sobre su estado de salud, diciendo lo siguiente: «Aunque tengo algunas dolencias, me siento bien. Pero es como si Dios me estuviera pidiendo la cuenta. Como dije, ahora me siento bien».

El campeón del mundo con la «Canarinha» en 1958, 1962 y 1970 tuvo que decidir quién fue el defensor que más difícil le hizo las cosas, por eso eligió al italiano Giovanni Trapattoni como el más duro contra el que ha jugado. «Trapattoni era implacable y correcto. No como los ingleses y los argentinos. Cuántas patadas me dieron en toda mi carrera, ya no puedo ni acordarme de ellas. Sufrí demasiadas patadas, pero este fue quien más me costó pasar cada vez que nos encontrábamos».

Por otra parte, el ídolo del Santos FC emocionó a todos y aseguró que le hubiera encantado poder compartir época con Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, los dueños de la última década y media, para poder competir con ellos. «Hice mil goles hace cincuenta años, pero me gustaría saber cómo sería ahora conmigo. Estos son realemente impresionantes. Hacen cosas que entre muchos no pueden. Son los mejores de la actualidad y eso está claro. Marcaron una era y esta durará mucho para que se supere».

Además, por último, entre las tres copas del mundo que ganó, eligió la de México 1970: «En esa Copa del Mundo es que había más euforia, más expectativa. En mi caso, porque tenía una lesión y no estaba seguro de si iba a jugar. Gracias a Dios que me recuperé. Y gracias a Dios que Brasil también llegó bien. Esas son cosas que no tienen explicación. Fue un regalo que Dios me dio», culminó diciendo Pelé, quien también será recordado como uno de los mejores de todos los tiempos.