Jorginho: «Me pone contento que la gente me vea de otra manera»

Twitter oficial del Chelsea FC

El Chelsea de Frank Lampard se caracteriza, además de su juventud, por su predisposición para tratar bien el balón. Desde el fondo, pasando por todas las líneas de la cancha y, sobretodo, en el medio. En esa parte del campo es donde explota el ritmo de los ‘Blues‘ y sus dos centrocampistas, Jorginho y Mateo Kovacic son pilares fundamentales a la hora de darle inicio a las jugadas. La libertad con la que ellos salen con pelota dominada, le permite a sus compañeros ubicarse en ataque.

Lo que dijo Jorginho

El brasileño, nacionalizado italiano, era uno de los más resistidos por el público en temporadas anteriores. No obstante, a partir del notable crecimiento en su rendimiento hizo que cambiaran de opinión. Tanto, que ahora es uno de los más queridos. «He notado ese cambio, absolutamente, por eso estoy tan feliz. Me pone contento que me vean de otra manera y que sepan lo completo que soy. Cuando llega ese momento, es ideal para jugar», expresó.

Su nuevo rol

El volante continuó: «Es realmente gratificante, porque es genial sentirse reconocido por el trabajo que estás haciendo. No podría estar más alegre ahora». Claramente, la llegada de Lampard tuvo mucho que ver con el cambio de Jorginho. Tal es el aprecio que le tiene el entrenador, que lo nombró como segundo capitán, detrás de Azpilicueta. «Lo estoy disfrutando. Siento que puedo asumir este tipo de responsabilidades y realmente ayudar a mis compañeros. Es algo nuevo en mi carrera», manifestó.

El regreso de Ashley Cole

Uno de los jugadores más reconocidos en la historia del Chelsea, Ashley Cole, volvió a la institución. El ex internacional con Inglaterra será entrenador en la Academia de los ‘Blues’. Durante sus ocho años de estadía en Stamford Bridge, conquistó una gran cantidad de títulos y fue uno de los que quedaron en la memoria de todos los hinchas. Junto al actual técnico y un equipo plagado de figuras, levantaron la única Champions League del club, en 2012, frente al Bayern Múnich.

Habiendo colgado los botines, Cole ahora observa la vida futbolística con otros ojos. «Como jugador, solo te presentas a una sesión de entrenamiento y la haces. Si se trata de un ejercicio de posesión, simplemente llegas y tratas de quedarte con el balón, pero ahora entiendo que siempre hay ideas detrás de una práctica o ejercicio en particular. La organización tiene que ser clave y esos son los pequeños detalles que hacen a un gran director técnico», sentenció.